Figueroa: "A mí no me dejaron datos de Primera Infancia"

La crisis alimentaria que vive el norte de la provincia generó una seria de dudas sobre los datos que venía relevando, en la gestión pasada, el Ministerio de Primera Infancia, a cargo de Carlos Abeleira, que tendrían que haber servido para mantener monitoreada a las familias en riesgo.

Consultada sobre la existencia de estos datos, la actual ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, fue tajante: "Yo no tengo esos datos. Hay que preguntarle a Abeleira y a los que corresponda. A mí no me los dejaron".

Sin embargo, la funcionaria le dijo a este diario que ellos en este último tiempo lograron relevar una enorme cantidad de datos en terreno, con el trabajo que llevan adelante los agentes de Atención Primaria de la Salud (APS) y las personas de los Centros de Primera Infancia (CPI).

Se trata de unas 150 personas que están distribuidas en distintos puntos, justamente relevando datos y detectando dónde debe llegar la ayuda y con qué urgencia.

El trabajo se está centrando en los departamentos de San Martín y Rivadavia, dos de las zonas más afectadas por el hambre en la provincia. Allí viven comunidades de pueblo originarios que están en condiciones vulnerables. La situación es tan delicada que en los últimos días fallecieron tres niños de estas localidades por problemas nutricionales. Otra cosa que preocupa es la falta de agua en esta zona, es por eso que en el corto plazo se están haciendo obras de urgencia, mientras se gestionan ante Nación trabajos de envergadura.

"Estamos identificando un ecosistema. Estamos desgranando y evaluando los datos para saber exactamente dónde estamos, con qué llegamos, y los lugares donde no llegamos. De esta manera, vamos a poder trabajar", aseguró Figueroa.

Por otro lado, detalló que están haciendo un mapeo con todos los actores sociales, donde están determinando territorio, población, lugares donde hay agua y donde no, los lugares que tienen agua potable y los que no, los que tienen escuelas. También se está determinando hasta dónde llegan los agentes de APS y qué porcentaje de gente está cubierta.

Además, la funcionaria contó: "Tenemos mucha gente en territorio identificando niños que están en riesgo y atendiéndolos dirigidamente. Vamos a las casas, les llevamos agua y observamos cómo están".

Los módulos

Ayer, el gobernador Gustavo Sáenz firmó un convenio con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, donde establecieron que durante cuatro meses se entregará a la provincia 40 mil módulos alimentarios para asistir a las comunidades del norte salteño, donde no se puede llegar con la tarjeta Alimentar, por falta de tecnología.

Figueroa dio algunos detalles sobre la entrega de los módulos. Afirmó que se otorgarán desde febrero próximo y que tendrán la modalidad de las tarjetas. A las familias que tienen un niño menor de 6 años se les entregará un módulo, mientras que las que tengan más de un niño recibirán más.

"Los módulos van a llegar a partir de febrero, ya hicimos el convenio tienen que mandarnos los fondos, y nosotros tenemos que armarlos. Esta ayuda estará dirigida y pensada para cada comunidad", afirmó.

Por otro lado, aseguró que la entrega de los módulos será más organizada y acompañada que los bolsones focalizados que se entregaban. El tema es que ahora se les enseñará a cocinar a las personas.

"Esta semana ya arrancamos, en las escuelas de las diferentes zonas, a cocinar con la gente. Esto lo hacemos con ayuda del Ejército", concluyó la funcionaria.

Se darán 40 mil módulos por mes

La ayuda será financiada por Nación y regirá por cuatro meses.

Gustavo Sáenz con Daniel Arroyo. Prensa oficial

El Gobierno de la Provincia firmó con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación un segundo convenio para llevar adelante en Salta acciones tendientes a garantizar la seguridad alimentaria de las personas en condiciones de vulnerabilidad social. 

A partir de este acuerdo, firmado por el gobernador Gustavo Sáenz y el ministro Daniel Arroyo, Nación financiará la entrega mensual de 40.000 módulos alimentarios para familias en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica, durante cuatro meses.

“Firmamos un segundo convenio para garantizar que el Plan Alimentar llegue a través de módulos a las comunidades en donde no hay posibilidad de acceder con tarjeta. Seguimos trabajando sin descanso para mejorar la calidad de vida de los salteños”, expresó el mandatario provincial. Los módulos serán así un complemento a la tarjeta Alimentar (que en Salta serán 65 mil beneficios, a partir de febrero) cuya implementación se firmó el pasado domingo en Salta, entre Arroyo y el gobernador Sáenz después de recorrer parajes de Santa Victoria Este.

El nuevo convenio busca alcanzar a aquellas personas que no tienen acceso a una tarjeta o su tecnología, establece financiamiento para la compra de 160.000 módulos alimentarios, de los cuales se repartirán 40.000 por mes a lo largo de cuatro meses.

La provincia de Salta pondrá a su disposición los dispositivos para la logística de la entrega lo que incluye las tareas administrativas correspondientes, el mantenimiento de los vehículos y combustible, el embalaje y personal para el armado de módulos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...