Más controles a los que venden comida

Los casi 60 casos de salmonella registrados en la primera quincena de enero generaron alarma en todos los sectores. Es por eso que desde la Municipalidad de Salta pusieron en marcha un comité de emergencia y endurecieron los términos para la obtención del certificado de manipulación de alimentos, al tiempo que salieron a hacer recorridas en comercios.

"Nosotros estamos en una etapa de concientización. Cuando van a sacar el certificado les decimos que tienen que tener en cuenta que la salud pública está en sus manos", señaló a este diario Mónica Torfe, subsecretaria de Salud y Ambiente Humano de la comuna.

Ayer, integrantes del comité de emergencia alimentaria municipal visitaron el mercado San Miguel para verificar las condiciones de salubridad e higiene con las que se elaboran y comercializan los alimentos.

Torfe contó que a raíz de este brote de salmonella, desde la Municipalidad "comenzarán a ajustar donde están faltando algunas cosas".

La funcionaria aseguró que se dan con que, si bien la gente se capacitó, no están poniendo en práctica lo aprendido en los cursos.

Por lo que dijo que ahora hay más exigencia y a partir de esto las personas que quieran su certificado de manipulación tendrán que recibir una capacitación que se dicta en tres módulos de tres horas cada uno. "No es suficiente el curso que recibían, lo mismo cometían errores", aseguró.

Torfe dijo que en el mercado pidieron a trabajadores de todos los locales comerciales que realicen nuevamente el curso de manipulación. "Algunos locales de comida del San Miguel tienen hasta 12 personas trabajando, por lo que es mucha gente que tiene que tener normativas claras", afirmó.

Visita a comercios

Por otro lado, señaló que Control Comercial está realizando distintos controles a los locales que venden comida, como así también a los puestos de venta callejera.

"La idea es fortalecer las medidas preventivas para reducir las posibilidades de más casos de salmonella y la mejor forma de hacerlo es en equipo, sumando a los vendedores de alimentos, los organismos de control, las universidades y la Provincia", señaló el secretario de Protección Ciudadana, Nicolás Kripper.

Torfe fue más allá, y aseguró que las medidas preventivas tienen que ser integrales. "Cuando visitamos el mercado también fuimos a los baños, que estaban higienizados, pero hay que tener en cuenta que todo tiene que funcionar bien para poder prevenir", dijo.

Además, contó que en la casa la gente tiene que ser muy meticulosa con la higiene.

"Tienen que lavarse las manos y mantener todo en orden. Otra cosa es el agua, que sea potable, porque sino es potable la bacteria sigue viviendo", concluyó la funcionaria municipal.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...