Primera muerte, de la mano de una moto

Las motocicletas volvieron a ratificar su condición de vehículo mortal en la provincia.

El 2019 cerró con dos muertes de motociclistas en Coronel Solá -Morillo-. Y el 2020 abrió la triste estadística con la muerte de una mujer que conducía uno de esos vehículos. El accidente se produjo en el sur de la provincia.

El año pasado se despidió con 163 muertes en siniestros viales, una cifra alta que hace repensar la política de seguridad vial que se viene aplicando en territorio salteño.

El último siniestro fue en la madrugada de ayer, cuando los efectivos de la comisaría 31 tuvieron que dirigirse hacia ruta nacional 34, en el kilómetro 960, en inmediaciones del paraje Balboa. Allí se dieron con un siniestro vial fatal.

La colisión se produjo entre un auto y una motocicleta conducida por una joven mujer. La conductora perdió la vida en el lugar de manera instantánea.

En el lugar constataron que el siniestro vial había sido protagonizado entre un automóvil Ford Fiesta conducido por un hombre de 50 años y una motocicleta 110 cilindradas guiada por una mujer de 28 años que circulaba en compañía de una adolescente embarazada.

Como producto de la colisión la conductora de la moto perdió la vida en el lugar, mientras que su acompañante, de 17 años, fue derivaba al nosocomio zonal, donde quedó internada en observación.

Trabajaron en el lugar efectivos del Grupo Técnico de Criminalística, comisaría 31 y bomberos voluntarios.

El fiscal penal de Rosario de la Frontera que interviene en la causa ordenó la detención del automovilista y una serie de diligencias para esclarecer la mecánica del siniestro vial, que inició la lista de muertes en calles y rutas, posiblemente evitables.

Peligro

Al menos una de cada dos víctimas fatales que se registran en siniestros viales en Salta son motociclistas. Cada día ingresan a los hospitales públicos de la provincia un promedio de 17 accidentados en esos rodados, según datos que compartieron a El Tribuno desde el Ministerio de Salud de la Provincia.

La vulnerabilidad de estos conductores en el tránsito salteño se debe no solo a la impericia en el manejo del que son a veces víctimas y muchas veces sus propios victimarios, sino también a la falta de precauciones en medidas básicas de seguridad, como es el uso del casco.

Sobre esto último, los motociclistas de Salta están entre los que menos utilizan la protección en sus cabezas en el país, de acuerdo a los resultados de la cuarta encuesta nacional de factores de riesgo (ENFR) que meses pasados publicó el Indec en conjunto con la cartera de Salud de la Nación. El estudio, que se realizó en 2018, arrojó que solamente el 49% de quienes andan en moto en la provincia usan casco. Están un poco peor en Tucumán (40,2% de prevalencia), Chaco (43,5%) y Jujuy (44,3%).

La prevalencia del uso de esa medida de seguridad a nivel nacional es del 65%, aunque hay jurisdicciones como Mendoza donde el 92% de los motociclistas utilizan cascos producto de las intensas campañas de concientización y aplicación de multas por parte de los organismos de control vial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...