La cadena Garbarino, en crisis y en venta

Un fondo de inversión integrado por banqueros mostró interés en adquirir la cadena de electrodomésticos Garbarino, que atraviesa serias dificultades a raíz de una deuda que supera los 4 mil millones de pesos.

Se trata del fondo Inverlat, cuyos socios son Carlos Giovanelli, Guillermo Stanley, Damián Pozzoli y Ezequiel Carballo, directivos del banco Macro.

En agosto último, Garbarino logró un acuerdo para reestructurar sus pasivos, que alcanzan los 4.400 millones de pesos: el 85% de esa deuda en manos de los bancos Galicia y Santander, que tomaron las acciones de la empresa y un mandato de venta como garantía.
Ese acuerdo se logró con la asistencia de First Capital Group y, así, pudo descomprimir su situación financiera; en ese momento, obtuvo un diferimiento de un año en el pago de intereses con una tasa baja, del 20%, sobre el capital, publicó este martes el matutino Clarín. Además, el acuerdo le permitió reducir la carga financiera mensual entre 150 y 200 millones de pesos.

La empresa, propiedad de los hermanos Daniel y Omar Garbarino, cuenta con 200 locales entre los de su propia marca y Compumundo; da empleo a 4.500 personas y posee una planta en Tierra del Fuego para ensamblar productos con la licencia Samsung.

Su participación de mercado de electrodomésticos es del 22%, por lo cual es una de las principales del mercado.
Antes de que el fondo Inverlat mostrara interés por esta compañía -hasta el momento, se desconoce el monto que ofrecería- los hermanos Garbarino intentaron, sin suerte, ofrecerla a Mercado Libre, Fravega y Newsan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...