Hace meses que en la mayoría de las provincias del norte argentino miran el cielo esperanzados de que una vez por todas caiga esa lluvia que tanto hace falta: se nublaba, amaga, pero el agua pasa del largo. Es como si el clima nos jugara una broma. “No cae una sola gota”, se quejan no solo en la ciudad, sino también en el campo donde se necesita de la lluvia más que nunca para una sequía que se está haciendo sentir.

En el norte del país se esperan lluvias desde marzo pasado. 

Para alivio de la gente y satisfacción de muchos productores agropecuarios, el deseo se hizo realidad esta semana en casi todo el centro del país y la zona pampeana, aunque la alegría no es nacional, ya que hay zonas del norte argentino que no recibieron un milímetro de agua.

Según el meteorólogo Leonardo De Benedictis, las lluvias de esta semana fueron “muy buenas” para la zona central del país: norte de La Pampa, casi toda la provincia de Buenos Aires, buena parte de Córdoba, gran parte de Santa Fe y Entre Ríos.

“La mala noticia es que las precipitaciones no fueron para nada buenas en el norte del país, como la provincia de Chaco y el norte de Santiago del Estero, que no recibieron casi nada de agua. Incluso el norte de Santa Fe tuvo algunas precipitaciones pero no en cantidad”, explicó.

Y aclaró: “Después del domingo se corta la posibilidad de lluvias de este volumen. Fueron estos siete u ocho días con buena actividad de precipitaciones: recordemos que estamos bajo un evento La Niña que comúnmente genera sequía, sobre todo en la zona central del país. Estas precipitaciones fueron muy buenas y vienen muy bien, pero no es que cambiarán el rumbo de las tendencias a largo plazo: vendrán meses de sequía complicados”.

Con respecto a los promedios, el especialista indicó que en la zona central hubo registros de entre 60 y 100 milímetros en el centro y sudeste de la provincia de Buenos Aires. Luego, en el centro y sur de Santa Fe llovieron entre 60 y 70 milímetros.

En Córdoba, donde hay zonas que hace seis meses que no reciben agua de lluvia adecuada, De Benedictis afirmó: “En el sudeste cordobés hubo sectores con acumulados de entre 20 y 30 milímetros y hacía el norte de Córdoba el número fue mayor: las zonas afectadas por los incendios recibieron entre 20 y 40 milímetros”.

El profesional indicó que en Formosa y el este de Chaco se registraron núcleos de entre 80 y 100 milímetros pero “fueron muy puntuales”, y con respecto al este de la provincia de Corrientes hubo acumulados de entre 50 y 70 milímetros con la misma característica de “eventos puntuales no generalizados”.

Y aclaró que durante el fin de semana también se pronostican algunas precipitaciones sobre la provincia de Chaco, Formosa y Santiago del Estero. “Estas lluvias que vendrán reforzarán lo poco que recibió la zona en estos días”, destacó el meteorólogo.

“En cambio, en el NOA (Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca y parte de Santiago del Estero), y norte y sudoeste de Cuyo se observarán precipitaciones escasas menores a 10 milímetros”, según el meteorólogo La Niña hará que el calor se haga sentir más de la cuenta y las precipitaciones sean menores a los años anteriores. Por ahora el pronóstico está más que acertado porque en Salta, Jujuy y Tucumán todavía esperan una abundante lluvia que amagó en muchas oportunidades pero que todavía no llegó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...