El deporte salteño vive un año atípico, como le pasa a muchos sectores de la sociedad. La actividad es escasa, solo limitada nuevamente a los entrenamientos grupales desde ayer, pero sin la visión de que a corto plazo regrese la competencia oficial. Debido a esto varias entidades que nuclean principalmente a los deportes en conjunto decidieron bajar la persiana y no organizar torneos oficiales en los dos meses que quedan del 2020 y apuntan directamente a la temporada 2021. 
Será un año prácticamente con nula actividad en algunos casos. Hubo torneos importantes que ni siquiera comenzaron como el Regional del NOA de rugby; tampoco se puso en marcha el Zonal del NOA de automovilismo. Por el mismo camino anduvieron las competencias de básquet, vóley y handball, entre otras. 
El aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) paralizó toda la actividad, situación que se extiende hasta el presente y seguirá unos meses más. Bajo este panorama la Liga Salteña de Fútbol (LSF) estableció la semana pasada no desarrollar ninguno de sus torneos, la misma medida tomó la Asociación Salteña de Básquet Masculino (ASBM) y hoy podría sumarse la Asociación Salteña de Vóley (ASV).

Sin básquet

La ASBM anunció el sábado pasado “la decisión de suspender las competencias oficiales previstas para 2020, ante la situación sanitaria imperante y la imposibilidad de establecer fechas concretas para la realización de partidos oficiales”. Esta decisión se tomó en una reunión virtual que mantuvo la comisión directiva con la presencia de la mayoría de los clubes.
La actividad basquetbolística estuvo ligada a lo que hicieron Salta Basket en la Liga Argentina y El Tribuno BB en el Torneo Federal. Los dos equipos jugaron hasta el momento que se decretó el ASPO en todo el país y meses después se canceló la competencia sin ascensos ni descensos. Ya tiene fechas definidas para jugar el año que viene, pero saber con qué presupuestos contarán para armar los planteles es una de las principales incógnitas. 

El camino del vóley

La Asociación Salteña de Vóley seguiría el mismo camino de la LSF y la ASBM y esa decisión se podría formalizar esta noche, en un nueva reunión de comisión directiva a través de plataformas virtuales. 
“Es muy probable que declaremos el año como no jugado y suspendamos las competencias federadas. Si se puede hacer algún tipo de torneo será en un formato especial, pero nuestra competencia federada se va a suspender”, sostuvo Leandro Etchezar, presidente de la ASV. 
La entidad planea “hacer algún torneo en el verano o con un formato corto, pero todo depende de como evolucione la pandemia”.

Lo que pasa en el hockey

En la Asociación Salteña de Hockey (ASH) hay una leve esperanza de realizar algún tipo de actividad antes de que se descarte el 2020 del calendario. “Nosotros pensamos hacer algo, aunque sea un par de fin de semanas antes de que termine el año, todavía tenemos la esperanza”, señaló Jorge Gómez, presidente de la ASH.
Que los clubes puedan volver a entrenar bajo el protocolo de grupos de hasta 10 personas lo consideran un avance y desde ahí planean realizar gestiones ante el COE para “poder competir dos fines de semana de diciembre con algún torneo relámpago. La idea es hacer algo antes de fin de año”. 

El rugby y la pandemia

Algo similar a lo que pasa en el hockey se vive en el rugby. No pierden la esperanza de jugar, pero todo está atado a lo que pase con la pandemia de coronavirus.
La actividad de la Unión de Rugby de Salta (URS) se limitó a la preparación de Los Mayuatitos para jugar el Argentino Juvenil; Salta jugó la primera fecha contra Rosario, pero a 15 minutos de salir a jugar con Buenos Aires, la UAR suspendió el certamen el 14 de marzo. Desde ese día la ovalada no se movió oficialmente. 
La temporada no está perdida, pero parece muy difícil que se realice algún certamen oficial. “No cerramos a decir que no se va a jugar, pero es bastante complicado. Todo va a depender de cómo sigue la pandemia y las autorizaciones que tengamos”, expresó Carlos Martearena, titular de la URS.
En las próximas reuniones del consejo directivo se resolverá si suspenden las actividades por el resto del año. 

Pistas vacías

El automovilismo local tiene puesto el freno de mano desde marzo. Solo el karting pudo dar una vueltas oficialmente en Campo Santo, pero hoy tienen las máquinas fuera de pista. 
El Auto Club Salta (ACS) busca consensuar con todas las categorías del Zonal correr un par de fechas entre noviembre y diciembre, pero son muchos los factores que se deben tener en cuenta para ver un auto tomar velocidad en el Güemes.
Si los vehículos salen a pista “tiene que ser algo consensuado con los pilotos, mecánicos, preparadores y demás”, dijo Daniel Valenzuela, vicepresidente del ACS. “Si no hay presupuesto o están complicados prefiero que guarden lo que tienen para arrancar como tiene que ser el año que viene”, agregó el dirigente. Si corren, serán un par de fechas, si no la luz verde recién se encenderá en marzo del 2021. 

El handball, en cero

“Prácticamente no va a haber actividad, es lamentable, pero como le dije a todos los delegados no podemos estar arriesgando la salud de los chicos”, señaló Eduardo Cruz, presidente de la Asociación Salteña de Handball. 
Además de la pandemia, la disciplina profundizó el problema de no contar con un terreno propio. Ni siquiera pueden entrenar en sus escenarios habituales ya que estos son entidades educativas como el ex- Nacional, el Hogar Escuela o el IEM, que están cerrados para la práctica deportiva. “Ningún club entrenó, algunos hacían su parte física a través de videos pero no es lo que corresponde para llegar a un estado óptimo”, agregó Cruz. 
Si los clubes no pueden entrenar, menos se puede pensar en competir oficialmente. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...