Desde el NOA ganaron un premio con el diseño de un anfiteatro para una ciudad de África

En marzo, cuando Cristian Fernando Martínez y Ariel Fernando Méndez decidieron participar en el concurso más importante que hay a nivel mundial para estudiantes de arquitectura, no se imaginaron que desarrollarían todo el proyecto sin verse nunca y, menos, que ganarían el primer premio.

La iniciativa de sumarse a Inspireli Awards surgió en el marco del taller Combes, que cursan en su último año de la carrera en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).

Debido a las restricciones impuestas por la pandemia, el cafayateño, desde Tucumán, y el jujeño, desde San Salvador de Jujuy, crearon Orígenes, el proyecto ganador, por medio de videollamadas. Recibieron las observaciones y correcciones de sus profesores también a través de la pantalla.

El trabajo de los jóvenes norteños fue reconocido entre 25 finalistas y sus creadores ganaron 2 mil euros. Además, la empresa LEGO les hará una maqueta de su proyecto a escala y tendrán licencias gratuitas de software de arquitectura. 

Cuando se gradúen, desde Inspireli Awards los invitaron a formar parte del jurado internacional que elegirá los proyectos de futuras ediciones y les propusieron integrar el Instituto Americano de Arquitectos.

La entrega de premios será el miércoles 4 de noviembre, desde las 7, y será transmitida en vivo desde la página oficial del concurso: www.inspireli.com /en/a wards/. Debido a la pandemia, los ganadores no podrán viajar a Praga, República Checa, donde está la sede de la institución organizadora.

Desde Tucumán y Jujuy, Cristian y Ariel se conectaron con sus docentes por pantalla.

Desafío intercultural

La categoría en la que participaron Cristian y Ariel planteaba la refuncionalización y puesta en valor de un anfiteatro popular y la ampliación de un centro de danza para la cultura en Uagadugú, Burkina Faso, África.

Desde América Latina, los jóvenes tuvieron que integrar la arquitectura vieja de un espacio público de más de 4 mil metros cuadrados en una ciudad de África que no conocían con una contemporánea y generar un proyecto impactante que se amoldase a la cultura del lugar.

“Era un desafío... Nosotros tuvimos como concepto y fundamento trabajar con el material más común del lugar y darle una reinterpretación”, contó Cristian (26). 

Luego de investigar, decidieron diseñar con elementos primitivos de la zona, como la tierra y la madera, para crear otro escenario. Mientras la tierra apisonada representa “lo pesado”, la estructura de metal y madera representa “lo liviano”. Como el clima del lugar es muy cálido, el anfiteatro es ventilado y tiene un techo que da sombra. 

Diseñaron con elementos primitivos de la zona, como la tierra y la madera. 

Uno de los aspectos más satisfactorios para los jóvenes es que el proyecto, además de ser votado por un jurado compuesto por 500 especialistas, fue elegido por personas que residen en Uagadugú, para quienes el anfiteatro es parte de sus paisajes cotidianos.

Si bien el edificio está bastante deteriorado en la actualidad, es muy utilizado por la comunidad. Junto al patio semicubierto que tiene plantas en las gradas, hay un centro de danzas con salas que los profesores utilizan para dar clases y un alojamiento para artistas.

Cristian aseguró que el proyecto Orígenes es sustentable: “En un país donde no abundan los recursos y la economía no es muy eficiente, tratamos de hacerlo lo más ameno y sensible a estas cuestiones para que en algún momento el proyecto se pueda construir”.

Apoyo fundamental

No es la primera vez que Cristian gana un concurso desde el taller Combes, ya que el año pasado compitió con otro compañero en el Taller Virtual de las Américas, que consistía en realizar un hotel 5 estrellas en Tequila, Jalisco, México. 

El certamen de Inspireli Awards representaba un gran desafío para él y su compañero y se sienten felices con el logro: “Estamos motivados a seguir y a participar en otros proyectos. Estamos emocionados por las puertas que se nos abren hacia el mundo”.

Cristian destacó los espacios de creación que ofrece la FAU: “Hay varios grupos de talleres en los que los estudiantes desarrollan obras para proyectar, que es la esencia de la arquitectura, y demuestran su talento”.

Valoró el apoyo permanente de los arquitectos a cargo del taller Combes: Patricia Rodríguez Anido (jefa del taller), Miguel Mansueto y Augusto Montes de Oca (docentes adjuntos), quienes los acompañaron en sus progresos a pesar de la extrañeza de cursar y recibir críticas por medio de videollamadas.

Sobre el concurso

Inspireli Awards es el concurso de estudiantes de arquitectura más importante que se realiza en la actualidad a nivel mundial, que tiene sede en la ciudad de Praga, República Checa. 

Es organizado por universidades europeas con la colaboración de casas de altos estudios de todo el mundo y con el apoyo económico de empresas vinculadas con el sector.

La de este año fue la quinta edición y participaron estudiantes de diferentes países de Europa, África, Asia y América. 

La participación es libre y gratuita y se compite con trabajos realizados durante el último año de cursado regular de los alumnos en las categorías arquitectura, diseño urbano y diseño de interiores. 

Más de 1.300 proyectos se presentaron entre las distintas categorías y premios especiales que entregan las empresas que colaboran con los premios Inspireli.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...