Una bebé de La Silleta  necesita urgente una operación

La pequeña Jade Estefanía Velázquez apenas tiene un año y 11 meses y su salud depende de intervenciones quirúrgicas y una serie de aparatos que incidirán en su calidad de vida. Nació con gastrosquisis, un raro defecto de nacimiento, en el cual los intestinos de la bebé salen del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo.

Carla, su madre, de 22 años, contó a El Tribuno las necesidades que pasan junto a su familia de La Silleta. Busca una mejoría para su hija, que día a día crece, esperando una operación para evitar la colostomía y la bolsa recolectora. A la joven mamá le diagnosticaron con 5 meses de embarazo el problema que tendría su bebé.

"Los médicos me advirtieron del problema de salud de Jade. Tuve mucha ayuda al nacer mi hija. El año pasado, a los pocos días de dar a luz, la bebé fue operada porque sus intestinos estaban fuera de su abdomen. Luego nos dijeron que esperemos la evolución. La pequeña no podía evacuar sus intestinos. Recurrimos al Materno Infantil y otra vez las malas noticias", cuenta abrumada Carla.

El diagnóstico de la pequeña empeoró con el correr de los meses. Lamentablemente, luego de algunas operaciones, a la pequeña le diagnosticaron otro problema en sus intestinos: la enfermedad de Hirschsprung. Esta patología impide por el momento a la bebé vaciar sus heces. Sin obra social, sus padres han recurrido a todo lo que tienen a su alcance. El dinero y el tiempo abruman a la pareja cuando ven a su bebé postrada en la cama, la mayoría del tiempo con una sonda.

Según las estadísticas de salud, los pacientes con estos problemas pueden salir adelante en sus vidas con una operación, cuando apenas comienza la patología.
 

Desde el año pasado deben juntar por mes alrededor de 80 mil pesos entre las varias veces que deben usar la colostomía, la sonda nasogástrica, los pañales, y una leche especial con la que se alimenta. No tienen recursos. Carla es empleada doméstica y su marido y familia trabajan en el campo y otros son albañiles. Entre todos buscan los recursos para asistir la salud de Jade. A pesar de las dificultades, los padres no salen a pedir dinero. Lo que les interesa es la mejoría de su bebé.

"Necesitamos la operación que nos sugirieron los médicos del Materno Infantil, pero por la pandemia se postergó todo. Y la intervención es urgente. Pasaron los meses y todavía no tenemos respuestas. Mi hija está creciendo y siente dolores por sus problemas con los intestinos. No tenemos obra social y sabemos que hay una larga lista de espera. Nuestro temor es que la operación nunca se realice o que empeore su salud", relató Carla. La niña tiene dos patologías muy extrañas entre sí y relacionadas en un mismo paciente. Son pocos los casos que se dan de esa forma.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...