Más abortos no punibles y  menos preservativos

Durante la pandemia por coronavirus aumentó el número de interrupciones legales de embarazo (ILE), también la provisión estatal del medicamento que permite la práctica, pero disminuyó seis veces la entrega de preservativos, en un contexto donde las mujeres siguen muriendo por abortos clandestinos y la violencia obstétrica se incrementó, según una investigación colaborativa que se presentó ayer, realizada en las 24 provincias del país.

El acceso a derechos sexuales y reproductivos de mujeres y personas LGBTIQ+ en todo el territorio argentino "fue dificultado" por la pandemia y el confinamiento, reveló la investigación colaborativa "Los derechos no se aíslan".

El informe fue presentado ayer, en concordancia con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora mañana.

Fue realizado por periodistas y comunicadoras de todo el país, coordinadas por Chicas Poderosas Argentina, con el apoyo de la Federación Internacional de Planificación Familiar Región Hemisferio Occidental (Ippfrho) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas de Argentina (Unfpa).

"Desde Unfpa Argentina nos interesó acompañar esta investigación federal y colaborativa porque se centró en tener la perspectiva de las usuarias en primera persona en referencia al acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, y la posibilidad de ejercer sus derechos en un contexto adverso, y cómo fueron superando o no los obstáculos que el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) implicó en todo el territorio", dijo Mariana Isasi, oficial de enlace del organismo de Naciones Unidas.

En el documento hay, entre otros recursos, 24 entrevistas a personas que cuentan sus historias en relación con el acceso a derechos sexuales y reproductivos.

Una de las revelaciones del trabajo fue que durante la pandemia aumentó el número de procedimientos de ILE en algunas provincias adheridas al protocolo oficial, con respecto al mismo período en 2019, pero que sin embargo siguen muriendo mujeres por abortos clandestinos.

Otro dato que aportó el informe fue que, aunque este año aumentó la distribución de misoprostol -el medicamento indicado por la Organización Mundial de la Salud para la práctica del aborto- por parte del Estado, el movimiento feminista "sigue siendo el garante del acceso a la ILE".

A la vez, el estudio reveló que la violencia obstétrica fue "otra de las constantes" que se visibilizaron durante el ASPO.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...