Susana Martorell de Laconi, una cultora de las letras salteñas

"Cuando éramos chicos siempre nos decía que si estábamos con un libro jamás íbamos a estar solos. Siempre estuvo apostando a la educación. Así también fue su vida: primero fue maestra, después licenciada, luego doctora. Ella creía que la educación era la respuesta para todo”. En las palabras de Agustina Rodríguez Laconi, la nieta que vivió con la eminente Susana Martorell de Laconi durante 14 años -hasta el fallecimiento de esta el 10 de diciembre pasado- el cariño simplifica y amplifica en el mismo movimiento la figura de una mujer imprescindible para las letras de la provincia. 

Doctora en letras, profesora, escritora, ensayista, lingüista y académica argentina, fue miembro correspondiente de la Academia Argentina de Letras y de La Academia Porteña de Lunfardo. 
Perteneció a distintas asociaciones científicas nacionales e internacionales, referentes a las letras y de estudios de la cultura e historia de Salta como el Instituto de Estudios Históricos de Salta y el Instituto Güemesiano.

Una vida dedicada al estudio

Nacida en Salta en 1932, era hija de Luis Martorell, de origen español, y de Luisa Obeid, de origen libanés, y fue la mayor de ocho hermanos. Desde muy temprana edad mostró su inclinación por la literatura. 
En su juventud se recibió de maestra bachiller normal nacional. 

En 1987 culminó la Licenciatura en Letras en la Universidad Nacional de Tucumán, donde obtuvo el más elevado promedio académico. Por este motivo fue reconocida por La Federación Argentina de Mujeres Universitarias.

Posteriormente se casó con Leonardo Laconi, empresario argentino, con quien tuvo cuatro hijos. 
Ejerció como docente en los niveles secundario, terciario y universitario. 
En la última etapa de su carrera dedicó sus esfuerzos a la investigación en la Universidad Católica de Salta y a la enseñanza en las carreras de posgrado de esta casa de altos estudios.

Una educadora ejemplar

En 1989 creó el Colegio Santa Teresa de Jesús, instituto incorporado a la enseñanza oficial, que hoy se encuentra catalogado como uno de los mejores de la provincia por sus estándares educativos.
En 1999 realizó su doctorado en Letras, por la Universidad Nacional de Tucumán.

En 2000 la nombraron miembro de la Academia Porteña de Lunfardo y en 2002 miembro corresponsal por Salta de la Academia Argentina de Letras.
Trabajó y realizó varios aportes en el Diccionario del Habla de los Argentinos, que fue publicado en 2003.

En 2007 fue designada delegada de Argentina en el Pleno de la Asociación de Academias en España, convocado por la Real Academia Española (RAE), donde colaboró en la revisión de los argentinismos que incluye el Diccionario de la Lengua Española, y en la elaboración del nuevo Diccionario Académico de Americanismos de la RAE.

Participó en innumerables congresos tanto de lingüística como de literatura con sendos trabajos y recibió premios nacionales por sus libros de investigación sobre la obra de Juan Carlos Dávalos: Premio Regional de Ensayo y Crítica Literaria (1992) por “La obra en prosa de Juan Carlos Dávalos” y la Mención Especial del Premio Nacional de Ensayo y Crítica Literaria (1993) por “Estudios y ensayos de la narrativa y el teatro de Juan Carlos Dávalos”. 

También es autora de “Juan Carlos Dávalos, autor salteño de literatura juvenil”, compilaciones editas e inéditas con su estudio crítico correspondiente. Con su libro “La tierra en armas” serían cuatro los estudios que dedicó a Juan Carlos Dávalos además de otros trabajos presentados en congresos. 
Con ese estudio comenzó la investigación sobre la epopeya güemesiana de la que trata su obra “Ideario del general Martín Miguel de Güemes” (2014).
En 2016 se le entregó el Sillón Atilio Cornejo número 3 del Instituto de Historia Felipe y Santiago.
Fue fundadora y directora del Instituto Salteño de Investigaciones Dialectológicas Berta Vidal de Battini.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Cultura

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...