Solá Torino defiende a un hombre acusado de abusar a sus hijas

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, pidió ante el Juzgado de Garantías 8 la elevación a juicio de la causa que tiene como imputado un hombre de 42 años, acusado de abusar de sus dos hijas menores y amenazarlas, informó ayer el Ministerio Público Fiscal.

El imputado está acusado de los delitos de "abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo continuado, en concurso real, con abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo continuado, en concurso real, con amenazas y coacción en perjuicio de una de sus hijas; y abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo, en concurso real, con amenazas en perjuicio de su otra hija", agregaron desde la Fiscalía Penal 1. Pero ayer el caso tuvo otra novedad.

El defensor

El abogado del acusado es José Antonio Solá Torino, exjuez del Tribunal Oral Federal de Salta, quien en 2016 fue condenado a seis años de prisión por recibir una supuesta coima (15.000 pesos) del narcotraficante José Miguel Farfán para que se levantara un pedido de captura internacional en su contra, en 2007.

En 2018, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena que le aplicó el Tribunal Oral Federal de Salta en 2016 por el delito de cohecho pasivo agravado y la fiscalía considera que el exjuez José Antonio Solá Torino debería estar detenido a partir de ese último fallo dictado.

Dilación

Pero, tras este nuevo revés judicial, Solá Torino presentó un recurso extraordinario para acudir en queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de esa manera lograr que se anule la pena y evitar la cárcel.

En 1999 Farfán había sido condenado por el tráfico de 400 kilos de droga, luego huyó y justamente hace un año cayó detenido en territorio boliviano.

El caso

En el decreto de elevación a juicio contra el hombre acusado de abusar de sus dos hijas menores y amenazarlas se encuentra acreditado que el imputado atentó contra la integridad sexual de una de sus hijas cuando tenía entre 14 y 15 años. En ese entonces habría desplegado actos corporales de contenido esencialmente sexual en contra de su voluntad. También la accedió carnalmente en reiteradas oportunidades cuando la menor tenía 17, y la amenazó con que haría lo mismo a su hermana menor si contaba lo sucedido.

En cuanto a la hija menor, el imputado la sometía a tocamientos en reiteradas ocasiones cuando su progenitora no estaba en el domicilio. También la amenazaba para que no contara a nadie.

El fiscal Obeid sostiene que el acusado con su actuar depravado e insano y para satisfacer su propia lascivia, atentó contra la integridad sexual de las víctimas con su accionar doloso y que atentó contra la libertad e indemnidad sexual de ambas hijas, menores de edad en el momento de los hechos investigados.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...