No fue un partido más. Esta final del Abierto de Australia tuvo la particularidad de que Novak Djokovic tuvo que sufrir para ganarla, después de una gran actuación del austríaco Dominic Thiem, que tendrá que seguir esperando para ganar su primer Grand Slam. El serbio se impuso por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4 y consiguió su título número ocho en Melbourne. Además, volvió al tope de ranking superando a Rafael Nadal.

Thiem tenía la gran posibilidad de cortar la hegemonía de los tres grandes (Nadal, Federer y Djokovic) que ganaron los últimos doce Grand Slam, pero no pudo ante la mentalidad ganadora del serbio, que con este título consigue 17 de los majors, a uno del español y a tres del suizo.

Con su consagración, Djokovic se convirtió en el primer jugador de la era open en lograr un título Grand Slam en tres décadas diferentes y el segundo en toda la historia de este deporte.

También se convirtió en el tercer jugador en acumular ocho o más títulos de un Aberito en una pista específica y unirse a una lista liderada por Nadal con sus 12 coronas en Roland Garros, seguida por Federer con sus 8 títulos en Wimbledon.

Por su parte, el austriaco, que había tenido un camino excepcional hasta la final tras derrotar a jugadores como a Nadal (1) o Zverev (7), tropezó por tercera vez en una final de Grand Slam y se confirmó como el jugador activo que más veces ha perdido.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

En septiembre podría volver el fútbol, ¿irías a la cancha?

Si
No
No se
ver resultados

Importante ahora

cargando...