Ignacio Valente: “El costo financiero se lleva la rentabilidad”

El financiamiento a través de las sociedades de garantía recíproca (SGR) está vigente desde 1997 en el país, pero recién hace cinco años las empresas empezaron a ver a esa herramienta como una buena opción para sus negocios. Acindar Pymes es la SGR privada más grande del país, cerró 2019 con más de $11.900 millones de garantías emitidas y 1.450 pymes avaladas en el año. 
Ese volumen le da autoridad a Ignacio Valente, gerente comercial de Acindar, a brindar un panorama sobre la situación que atraviesan las pequeñas y medianas empresas. Para empezar el directivo contó a El Tribuno, que la mayoría de las pymes buscó financiamiento para gastos corrientes.

¿En qué consiste la sociedad de garantía recíproca? 
Lo que hace la SGR es dar avales a pequeñas y medianas empresas para que accedan a las mejores condiciones de financiamiento, ya sea al mercado de capitales, que para las pymes muchas veces es lejano e imposible o con bancos. Siempre con condiciones flexibles de tasas, de plazos y algunas líneas puntuales que le pueda servir para su capital de trabajo, para invertir.

¿Cuál es el perfil de la pyme que busca este tipo de herramienta?
El espectro es muy amplio y la mayor cantidad de empresas puede acceder a esto. Necesitan contar con el certificado pyme que lo emite el Ministerio de Producción de la Nación, y a partir de ahí es que nosotros podemos comenzar el proceso de calificación con documentación digitalizada y con más flexibilidad que la que exige un banco en su análisis. A nosotros no nos regula el Banco Central, sino que nos regula la Secretaría de Pequeña y Mediana Empresa, y el análisis que hacemos siempre está más orientado hacia el proyecto, al carácter de los accionistas, a la historia de la empresa. Nos enfocamos mucho más en eso

En un contexto de crisis económica, ¿para que fin buscaron las pymes la SGR?
El año pasado, en un 90% se utilizó para el descuento de cheques propios de las pymes, que es una herramienta que en los bancos no existe, y de terceros también, de los clientes de las empresas. Las SGR generalmente apuntamos a proyectos de inversión y créditos de largo plazo con entidades bancarias o con algunos instrumentos de largo plazo que se crearon en los últimos dos años para pymes en la bolsa, pero el último año mayormente se utilizó para capital de trabajo, para el giro habitual del negocio de las pymes, tal vez por el corte de la cadena de pago, de las altas tasas de interés, la caída de ventas y todo eso restringió bastante el acceso al financiamiento y destinaron esos fondos para el capital de trabajo. Los bancos se retiraron también, cayó el financiamiento bancario y creció el financiamiento bursátil. También se buscaba para cancelar deudas con algún proveedor, podría haber pasado que la tasa de interés tal vez era mayor y quisieron una deuda cara por una más barata. Y después la deuda previsional o fiscal se evidenció en el último año un mayor atraso en lo que es el componente más impositivo de las pymes.

¿Puede haber una reactivación de las pymes para este año?
En las empresas que estuvimos visitando la expectativa es que el tema de la deuda y la negociación con los acreedores del país va ser clave para que se defina hacía donde va el rumbo económico. Sin embargo, creemos que ya se están viendo herramientas o algunas medidas que tienden a quitar el pie de la cabeza al sector pyme, ya sea con tasa de interés de tarjeta de crédito, tasa de interés bancarias, empezando a darle financiamiento a algunos sectores que puedan empezar a hacer mover la rueda, que es lo que todos están esperando. También están las moratorias que lanzaron, todo eso es un combo que va a terminar ayudando para que la cadena de pago se restablezca, que está un poco cortada y va a ayudar a que se pueda vender a mayor plazo, que se vuelva un poco a la normalidad, porque todos resintieron sus pagos al proveedor y también tuvieron que hacerlo con sus clientes, con lo cual eso achica las posibilidades comerciales.

Las pymes tienen que afrontar un alto costo sobre sus ganancias...
Para las pymes un componente muy importante es el financiamiento, que hoy se lleva la mitad de la rentabilidad del negocio. En algunas de las empresas que estuvimos nos dicen que no están ganando la plata suficiente, no por falta de ventas sino porque el financiamiento y los impuestos se llevan la rentabilidad del negocio. Esperemos que poco a poco se pueda volver a la normalidad.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...