El cumpleaños de Ronaldinho: preso, aislado en cuarentena total y con depresión

El astro brasileño Ronaldinho continúa encerrado en la Agrupación Especializada de Paraguay, después de haber ingresado al país el 4 de marzo, junto a su hermano, con documentos falsos que, asegura, recibió a modo de regalo. Desde ese entonces, ya pasaron 19 días y entre ellos uno muy especial: su cumpleaños.

Este 21 de marzo el exjugador del Barcelona no pudo celebrar como él pretendía su aniversario número 40. Si bien lo pasó junto a su hermano Roberto de Assis Moreira, las condiciones en las que llevó a cabo su día no fueron las que él esperaba.

Sin querer hablar con su madre para “no preocuparla”, aislado y sin visitas tras el arribo del coronavirus al país, y con comida como forma de agasajarlo: así vivió sus cuatro décadas.

“Él (Ronaldinho) no está incomunicado, según me comentaron no quiere hablar con su mamá para no preocuparla”, aseguró el comisario Blas Vera al periódico local Extra. Y al mismo tiempo comentó: “Hasta el momento no me dijeron nada, pero seguramente le van a preparar un asado, normalmente los fines de semana se hacen”.
A la espera de ese agasajo, Dinho recibió su cumpleaños con un plato típico de Paraguay. Un testigo le reveló a la agencia AFP que el exjugador cenó el viernes por la noche dorado a la parrilla, uno de los peces que más abunda en los ríos del país.

A pesar del cariño que recibió dentro de la prisión por parte de los reclusos, Ronaldinho lo pasó lejos de los suyos. El aislamiento es total y el jefe de la Agrupación Especializada también detalló que las visitas quedaban prohibidas en el recinto para todos los reclusos, incluido para el campeón mundial con Brasil. La causa: el coronavirus que tanto afecta por estos tiempos al mundo entero y por el cual hay una alerta máxima en cada uno de los rincones del planeta.

El brasileño, de todos modos, contó con la posibilidad de realizar o recibir llamadas telefónicas; sin embargo, decidió no utilizar el teléfono y desde Paraguay aseguraron que por “cuestiones íntimas” relacionadas a su autoestima, lo que lo llevó a no querer hablar ni con su propia madre.

La sede policial en la que se encuentra Ronaldinho es un solar de 14 hectáreas donde los reclusos pueden matar el tiempo practicando deportes a cielo abierto, como fútbol de campo, vóley o hacer caminatas en un recorrido de pista.

En el caso del exfutbolista, su preferencia es el fútbol sala, que practica en el patio del pabellón donde está junto a su hermano y otros 25 reclusos, con derecho a tres horas diarias.

Además, las autoridades del lugar señalaron que el legendario futbolista se mostraba muy entusiasmado con los partidos de las ligas europeas, y siguió por televisión la histórica clasificación a los cuartos de final de la Champions League del Atlético de Madrid tras ganar por 2-3 al último campeón Liverpool, en Anfield.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...