La puja por el poder no da  tregua en Rosario de Lerma

El escandaloso episodio vivido en Rosario de Lerma días pasados, cuando vecinos desaforados instigados por un sector político que ya fue denunciado y está siendo investigado por la Justicia intentó lapidar a una joven que fue diagnosticada con coronavirus, de a poco se va disipando, dejando ver más claro el panorama entre sus peligrosas sombras. En ese desenfreno, los punteros que calentaban piedras en el humilde barrio Islas Malvinas para castigar a la joven y arremeter contra la casa donde cumplía el aislamiento terminaron destrozando una ambulancia de la Salud Pública provincial, un hecho imperdonable desde todo punto de vista. Desprovistos de solidaridad, de caridad, de humanidad y de empatía, estos sujetos comandados por alguien que la Justicia establecerá en breve, protagonizaron un escándalo de proporciones que saltó a los medios nacionales por lo irracional e inquisidor del comportamiento demostrado. Ayer se conoció que el examen realizado en el día 21 a esta trabajadora golondrina que volvió de El Chaltén dio negativo a COVID-19, con lo que si vuelve a dar negativo hoy podrá obtener el alta médica para retomar su vida, que después de la violencia ejercida contra ella nunca será normal.

Cualquiera sabe si escucha o lee las noticias que los científicos aseguran que el COVID-19 es un virus con el que tendremos que convivir para siempre, y que contagiará a un 80% de la población mundial, por lo que se espera en breve una vacuna para inocular defensas contra este virus SARS en el organismo. Por eso es difícil creer en la inocencia de quienes culparon al intendente de Rosario de Lerma, Enrique Martínez, del contagio de esta trabajadora y de permitirle estar aislada en el pueblo donde nació.

Los concejales, casi como echando nafta al fuego, anunciaron para este jueves una sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante para tratar la destitución del intendente, mostrando un lamentable desconocimiento de los procesos legales de semejante instancia, además de una gran y desmedida voracidad por el poder.

Ante esta novedad, Martínez publicó una carta abierta en las redes sociales que fue muy celebrada por los vecinos, que le desearon una buena gestión y le prodigaron bendiciones.

En esa carta, el intendente dice: "Tengo más ganas y más convicción de servir a los rosarinos que cuando asumí el reto de ser candidato. No tenemos que permitir que nos vuelvan a dividir a los rosarinos los que pretenden seguir sirviéndose de nuestra gente. Hay dirigentes que hacen negocios dividiendo a los rosarinos, no dejan gobernar, orquestan estrategias mercenarias y de presión sin importarles siquiera lo más valioso que tenemos todos: la familia.

Estamos atravesando la peor crisis sanitaria de los últimos 100 años, que afectó directamente la economía mundial. El ingreso más importante para el trabajo social, como era el de Cooperadora Asistencial, ya no ingresa al municipio. El panorama es muy complicado, pese a eso estamos con todo el equipo municipal trabajando y dando las respuestas...

Con la convicción de que Rosario de Lerma necesita nuevas formas de trabajo y nuevos dirigentes, no pacté con nadie...

Soy una persona de trabajo, del campo, como muchos de ustedes, del potrero de sol a sol.

No tengo una oratoria dulce, hipócrita, falsa. Tengo frontalidad, las manos limpias, la fuerza, la energía y el honor de una persona de bien...

No voy a negociar con la plata de ustedes a cambio de evitar los escraches y las persecutas de cierto sector mercenario de la prensa y la política...".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...