Los carniceros ven con buenos ojos la habilitación de reuniones sociales

Cuando el país entró en cuarentena, el consumo de una de las comidas más populares y representativas para los salteños disminuyó notablemente al prohibirse las reuniones familiares o de amigos. El asado no es un simple menú, es un ritual, una excusa para compartir con el clan un sinfín de historias y el coronavirus se lo había llevado.

Durante ese tiempo de aislamiento, la demanda de carne vacuna no disminuyó sino que ganaron terreno cortes para hacer milanesas o bifes y perdieron peso aquellos que son destinados a las parrillas.

Durante 64 días, algunos se animaron a romper la cuarentena y hacer asados pequeños con los familiares, sin llamar mucho la atención por temor a denuncias de los vecinos, pero la demanda nunca fue tan grande como antes del aislamiento obligatorio.

Pero esa clandestinidad cambió. El jueves, Gustavo Sáenz habilitó las reuniones familiares y sociales de hasta 10 personas, los sábados, domingos y feriados hasta las 20.

Esta "nueva normalidad" trajo una luz de esperanza a las carnicerías. Los dueños esperan que las ventas de os cortes parrilleros repunten durante estas semanas.

Las opiniones

El Tribuno realizó una recorrida por distintas carnicerías de la zona sur para conocer qué expectativas le generaron los anuncios del gobernador.

La calle colectora de la avenida Tavella es un lugar donde confluyen los salteños para comprar carne. Se pueden conseguir muy buenos cortes, precios económicos y promociones. La mayoría de los comerciantes de la zona comentó que, durante este mes, los fines de semana la venta de carne venía creciendo en comparación con los primeros días.

"Hoy (por ayer) las ventas estuvieron normales, pero estamos seguros de que mañana las ventas de cortes para asado van a crecer. La gente estaba esperando poder juntarse, así que vamos a ver qué pasa. Durante estas semanas la gente llevaba más cortes de milanesas o hamburguesas, si bajó mucho la venta de costillas por ejemplo", expresó el cajero de una carnicería.

Muchos carniceros expresaron que a medida que se iba flexibilizando la cuarentena ya "veían" que muchos organizaban juntadas sobre todo porque aumentaba la demanda de carne para la parrilla.

"Pese a la prohibición que existía en la provincia, los fines de semana me aumentaba mucho el consumo de asado, evidentemente las familias o tal vez los amigos del barrio se juntaban para comer. Las ventas fueron aumentando a medida que se iba flexibilizando la cuarentena", explicó la cajera del un importante frigorífico de la ciudad que tiene un local en la avenida Tavella.

Juan tiene una carnicería en barrio Morosini, y consideró que va a pasar un tiempo para que se normalice la situación, aunque tiene esperanzas de que sea en pocas semanas.

"Hoy la gente no tiene plata, yo perdí muchos clientes durante la cuarentena, no solo es que dejé de vender asado. Espero que el mes que viene mejore, porque sino va a ser terrible. Yo tuve que sacar el crédito para monotributistas de 150 mil pesos para poder comprar mercadería, si no no llegaba", expresó Juan.

El comerciante explicó a El Tribuno que las primeras semanas de cuarentena solo abría medio día, pese a estar habilitado para hacerlo, porque las ventas le habían caído casi a cero, pero esa situación fue cambiando.

"La gente no salía a la calle y, si lo hacía, por ahí se iba a los súper para poder comprar todo de una vez, el comercio de barrio la tuvo que pelear. Ahora que tengo abierto el negocio todo el día, las ventas me bajaron un 40 por ciento a lo que vendía antes de que se produzca la cuarentena", afirmó.

Pese a la merma en las ventas, tiene la esperanza de que la gente pueda gastar y, con esta nueva excepción, aumenten las ventas. Para poder sobrellevar este momento contó que tuvo que ofrecer su cortes en grupos de WhatsApp y distribuir él mismo la mercadería.

"En un momento, decidí yo que tenía que salir a vender la carne porque, de lo contrario, la merma iba a ser total. Así que me metí en los grupos de WhatsApp de mi barrio a vender carne. Ahí sí que vendí muchos kilos de asado porque vivo en un barrio alejado y la verdad que pocos respetaron la cuarentena", expresó el dueño de la carnicería.

Reuniones

La resolución del Comité Operativo de Emergencia permite realizar reuniones familiares y sociales, los sábados, domingos y feriados, y hasta las 20, dentro del área metropolitana o municipio correspondiente al domicilio, y hasta un número que no supere las 10 personas.

La resolución establece que se deberá dar un estricto cumpliendo de los protocolos e hizo recomendaciones: el uso de tapaboca, no compartir mate, infusiones, cubiertos, vajilla, u otro elemento de uso personal; contar con elementos de higiene frecuente de manos.

También es importante procurar mantener la higiene respiratoria, es decir, toser o estornudar en el pliegue del codo, usar pañuelos descartables y respetar el distanciamiento social, de un mínimo de 2 metros, para prevenir contagios.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...