Día del Padre en pandemia: un instante para reencontrarse con la familia

Este Día del Padre estuvo cargado con una singularidad especial. Mientras algunas zonas del país siguen en una cuarentena estricta por temor a un brote de coronavirus, en provincias como Salta se pudo disfrutar de la fecha con reencuentros para homenajear a los padres.

En esta pandemia, la cotidianidad se vio afectada, sin embargo en esta "nueva normalidad", los salteños pudieron agasajar a sus papás con menos restricciones que en otras provincias. Gracias a que Salta por el momento mantiene una buena situación epidemiológica, pudieron pasar el día con ellos y dejar por un momento a un lado la perturbación que se desató desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

En la ciudad, muchos salteños decidieron salir a las confiterías para agasajar a sus padres y disfrutar de un día de sol espléndido. Poco a poco, las mesas se fueron llenando. En los bares, familias enteras se reunían para festejar.

En la confitería que está ubicada frente al Convento San Bernardo se reunió la familia Vilte-Fernández. Tres generaciones juntas para festejar un día especial.

Anahí Vilte invitó a su marido, a su papá y a sus tres hijos a desayunar. "Doy gracias a Dios por tenerlos a ellos. Salimos a desayunar para compartir, en especial con mi papá, y recordar que él antes, para el día del niño, hacía lo mismo. Es una tradición para nosotros, además salimos para compartir con mi marido y mis hijos. También lo estoy homenajeando a mi marido por ser un gran padre para mis hijos", señaló la mujer, que está embarazada.

Pedro Vilte, papá de Anahí, contó que siempre estos días son especiales para él. "Estamos juntos casi todos los días, pero es un momento muy grato compartir con ellos y en familia", añadió.

Pedro comentó que las cosas que se ven en la pandemia generan incertidumbre y no solamente a él, sino que también siente preocupación por su papá y sus nietos. "La verdad que muchas veces hemos estado atemorizados, pero lo bueno es que nosotros tenemos una empresa chiquita y tenemos nuestras casas cercanas al taller", detalló.

La familia Vilte es conocida en el barrio Ceferino. Tienen una carpintería y un aserradero llamado "Lumbreras" donde fabrican muebles a medida. "Hacemos de todo y proveemos material tanto para la construcción como columnas de quebracho o muebles particulares. En este tiempo hemos estado asustados pero gracias a Dios estamos trabajando normalmente y eso es una bendición porque hay gente que no la está pasando bien", explicó.

Pedro consideró que hay que agradecer la flexibilización de la cuarentena en la provincia, ya que significó un despegue para su actividad.

"Durante la cuarentena tuvimos tiempo de hacer trabajo interno porque en la casa tenemos espacio pero no podía salir. Cuando empezó el tema de los permisos salimos a trabajar más tranquilos, pero siempre con cuidado. En los lugares donde trabajamos, que son casi todos los country de Salta, hay que respetar los protocolos y tenés que tener todo en regla para entrar a trabajar", explicó.

Remarcó que lo fundamental es el cuidado y afirmó que en este momento hay que preservarse mucho más "porque estamos en un pico mayor". Dijo que espera que Salta no llegue a estar tan afectada como lo están otras provincias como Buenos Aires.

"Yo tengo familia allá y la están pasando muy mal. Así que Dios quiera que pase y salgamos bien de todo esto para poder seguir adelante. Venimos golpeados desde hace muchos años y esto es un golpe de gracia para toda la gente que no tiene trabajo", lamentó. También se refirió a las complicaciones para muchas familias cuentapropistas.

Elvio Fernández Chávez, marido de Anahí, contó que está muy agradecido de tener una mujer a su lado como Anahí. "Siempre está en todos los detalles. Estoy poco en mi casa y cada vez que llego ella siempre me recibe bien. Soy metalúrgico, tengo una pequeña empresita, arrancamos hace un año y medio y nos está yendo bien, con la ayuda de Dios y de mi familia. Siempre estamos tratando progresar", afirmó.

Elvio contó que durante las semanas de cuarentena tuvo un momento de reencuentro con la familia y que "gracias a Dios" tienen hijos muy tranquilos. "Estuvimos más tiempo juntos, así que la pasamos lindo", agregó.

Desayuno en familia

Susana está casada con Carlos y tienen tres hijas. Dos de ellas están estudiando en Córdoba, y por la pandemia se reencontraron después de varios años separados. Con felicidad, comentaron que hace cuatro años que no festejaban juntos el Día del Padre.

"Somos productores de seguros, normalmente nosotros trabajamos mucho y no desayunamos en familia, así es que decidimos compartir juntos este día tan especial. La cuarentena nos sirvió para reencontrarnos como familia, ya que las chicas estudian afuera y tuvieron que volver", expresó Susana.

Con la pandemia revivieron lo que hace mucho tiempo no pasaba: estar todo el día juntos. "Aprendimos a convivir de nuevo, a hacer muchas cosas juntos. Ya hace cuatro años que están afuera y cuesta. Uno se acostumbra a estar solo, estamos los tres con la más chica y costó un poco la convivencia, pero cada uno puso lo suyo y la pudimos llevar adelante", remarcó Susana, quien opinó: "No tiene nada de distinto" este Día del Padre, pero agregó que están las ganas de disfrutar el día.

Carlos afirmó que es "muy lindo disfrutar el Día del Padre con toda la familia", y también reconoció que la convivencia fue, por momentos, un desafío. "Por ahí se desconocen las chicas, pero se portan bien", agregó entre risas.

"Como te decía mi mujer, esto hace mucho que no lo hacíamos, porque las chicas están afuera, así que aprovechamos esta oportunidad para estar juntos. Es la primera vez que pasamos un Día del Padre juntos desde que ellas se fueron de la casa. A los cumpleaños, días de la Madre o del Padre, ellas lo pasaban en Córdoba y nosotros acá", finalizó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...