“Mi hijo José es oyente y yo, su papá, sordo y tenemos una excelente comunicación. Él es chiquito, pero me mira y va a copiando los gestos a la par de que su mamá le habla y aprende las dos lenguas”, explicó Cristhian.

Las sonrisas y los movimientos de Josesito en el video dan cuenta de la relación entrañable que tiene con su papá con el que todas las noches comparte un cuento y aprende la lengua de señas. 

Según explica la familia y más allá de la hermosa conexión que se ve en el video, lo más importante para ellos a la hora de que se conozca su historia es poder concientizar sobre la vida de las personas sordas y que se conozca su manera de comunicarse. “Muchas personas tiene hijos sordos y lo primero que quieren hacer es que aprendan a hablar para que ‘sea normales‘ o le colocan implantes o audífonos para escuchar. En mi caso, me los colocaron a los cinco años y a los 13, cuando conocí la lengua de señas, se abrió un nuevo mundo para mí”, indicó Cristhian a Todo Noticias. 

Él es el único sordo de la familia y pese a que sabe leer los labios y puede hablar, decidió comunicarse con la Lengua de Señas. “Fue por mala praxis médica. Nació prematuro y a causa de una medicación que le dieron no puede oír. El implante lo usó hasta la adolescencia cuando durante un viaje en colectivo vio a un grupo de chicos que se comunicaban de esta manera y decidió aprender. Hoy trabaja como profesor de este idioma”, señaló Mercedes, su mujer.

La pareja se conoció hace cuatro años, cuando ella, que estudia Trabajo Social, se interesó por aprender Lengua de Señas. “Cuando terminó el curso, un grupo de sordos fue al taller y entre ellos estaba Cristhian. Yo sabía decir lo básico, los colores y los números, pero nos entendimos enseguida perfectamente bien#. 

Mercedes destacó que la conexión entre ellos es increíble. “Cada vez que habla con su padre se emociona. Todo el día mueve las manos. Decidimos que José va a aprender a hablar y la Lengua de Señas al mismo tiempo

Para esta familia de Salta es importante que se conozca su historia porque quieren transmitir lo difícil que resulta para las personas sordas el día a día fuera de casa. Desde las cosas más sencillas como ir a hacer las compras hasta atenderse en un hospital, no hay personal que conozca la lengua de señas. Más complicado aún es en tiempo de uso obligatorio de tapabocas. “Cada vez que sale a algún negocio tiene que explicar que es sordo. Es una barrera más que se suma a las que ya tenía”.

Fuente Todo Noticias 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...