Dos décadas restaurando el Patrimonio del NOA

El taller de Restauración del Patrimonio de la Provincia dio sus primeros pasos en 2001. En plena crisis, y gracias a los fondos de la Fundación Antorcha, se logró comprar los materiales para levantar mesas de trabajo que permitan recuperar las piezas del patrimonio cultural de Salta. 
Gabriela Doña fue su primera integrante. El taller se instaló primero en el Museo de Bellas Artes con el objetivo de armar un equipo que trabaje en la conservación y restauración de las obras de los museos, con valor histórico y cultural para la provincia. El primer trabajo de taller de Restauración fue el acondicionamiento de las obras del MBA y, con el paso de los meses, Doña fue sumando interesadas en la tarea, que ingresaron como pasantes o voluntarias.

El taller advirtió la necesidad de sumar otras instituciones, y así surgió el proyecto de restauración del cuadro Batalla de Salta que se encuentra en la Legislatura provincial. Este óleo sobre tela, mide 1,90 por 2,94 m. y es una obra de Aristene Papi de 1908. 

En el medio fueron surgiendo los museos de Alta Montaña y el de Arte Contemporáneo, lo que llevó a los miembros del taller a realizar tareas de prevención. 
“Una restauración lleva mucho tiempo y dinero, por lo que comenzamos a priorizar la prevención, que era la falencia que había, poniendo el foco en el cuidado de las temperaturas o en las áreas de reserva, que eran depósitos con humedad. Comenzamos a implementar una política de conservación”, recordó Doña, a la vez que destacó la buena respuesta de los distintos actores de este proceso. 

Los miembros de este taller trabajaron también el acondicionamiento de los muebles de la casa de Arias Rengel y la casa de Leguizamón, que espera aún su reapertura. En la actualidad, el taller de Restauración se constituyó como Unidad Regional de Conservación y Restauración de Bienes Culturales del NOA y está integrado por María Inés Zoricich, Ángela Russo, Macarena Flores Moreno y Carolina Pellegrini, bajo la dirección de Gabriela Doña. 

Algunos trabajos

 El Santo de Mecoyita
Esta obra se encuentra en el límite entre Bolivia y Argentina, en Santa Victoria Oeste. En una de las charlas formativa que realizó el taller, los vecinos de la localidad se acercaron con las intensiones de restaurar su santo. “Con estos trabajos empezamos a ver que no era solo una obra sino la obra en su contexto”, recordó Doña mientras repasaba que la primera experiencia en restauraciones con esta carga cultural fue la del Cristo del Naranjo, que llevó a que los devotos de la imagen se acercaran al taller a rezar mientras se realiza el trabajo. 
 

Museo de Santa Rosa de Tastil
Se incorporó la gente del museo en el proceso de recuperación de las obras. Se los incluyó en el proceso de acondicionamiento de los objetos, se armó una ficha de inventario, con una documentación fotográfica. Los objetos que se recuperaron en Tastil, fueron fechas antiguas, que se colocaron en nuevos espacios y cajas de guardado que permitan su manipulación y estudio. Las cajas fueron construidas por los miembros de la comunidad. 
 

Área de reserva del Bellas Artes
Este fue el primer trabajo del taller. Las obras se encontraban en una espacio con humedad e insectos. Si bien había un sentido de identidad y de valor de la obras, existía un desconocimiento de los métodos de conservación. Con los fondos de la Fundación Antorcha se logra la compra de elementos de trabajo, con los que debía trabajar en este y otros procesos. Con este proyecto de logra acondicionar los pisos del espacio de reserva, se cierran las ventanas para evitar el ingreso de luz sobre las obras y se compraron cajas de conservación para el guardado de la obra. Se cambió la modalidad de inventario por el rotulado.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...