La esposa de una víctima, desde Bolivia, acusó al Coya

Mediante videollamada, declararon tres testigos en le juicio que se sigue contra Ricardo Raúl Rojas (Coya) José M. Castillo, Alejandra Beatriz Núñez, Norberto Roque Mendoza, Matías Francisco Sarmiento, Enzo Javier Quiroga y Daniela Fernanda Liborio, acusados por el caso conocido popularmente como "los sicarios de Orán".

En la quinta jornada del juicio que llevan adelante los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán María Laura Toledo Zamora, Héctor Fabián Fayos y Raúl Fernando López se escuchó también el testimonio de tres testigos en la sala de audiencias que solicitaron hacerlo sin la presencia de los acusados.

Luego de los seis testigos, se comunicaron por videollamada con la pareja de Raúl Fernando Martínez, víctima del homicidio.

La mujer dijo que por su seguridad y la de su hija se fue a vivir a Bolivia un mes después del homicidio de su esposo. Agregó que a pesar de tener consigna policial había visto a dos muchachos en moto que rondaban por la casa en actitud sospechosa y por eso decidió irse de Orán. No obstante, refirió no haber recibido amenazas.

Relató que un mes antes de la muerte de Martínez habían intentando matarlo afuera de su casa en el barrio San Antonio, cuando salió a guardar la camioneta. En ese momento se le acercaron dos "changos" que tenían un arma, que se les trabó al gatillarla. Martínez aprovechó ese momento para sacar un cuchillo de adentro de la camioneta y logró defenderse. Los "changos" se dieron a la fuga en un auto blanco que los estaba esperando.

Dijo que conocía a Gerónimo, que el hombre era amigo de Martínez. Contó que su marido traía coca y otras cosas de contrabando de Bolivia, que era bagayero.

Agregó que Martínez conocía a Rojas y decía que "se estaba haciendo el pícaro, y que andaba hablando mal para él", por eso en diciembre de 2016 se había ido a buscarlo. Fue en ese momento que tuvo problemas en la plaza Santa Marta y estuvo detenido por dos semanas y media.

Recuerda que la noche del hecho, cuando matan a su marido, él le había pedido que lo acompañe a comprar comida para llevarles a unos amigos que estaban detenidos en la comisaría 20. Salieron en la camioneta con la hija de ambos. Relata que dieron varias vueltas, fueron a comprar coca, a una farmacia y luego a la plaza, donde venden choripán. Ahí se sentaron y charlaban mientras esperaban la comida. Se les acercó un "chango" con casco y le pegó un tiro. Martínez cayó y la mujer comenzó a buscar el cuchillo del "sandwichero", entonces levantó una silla y una mesa y le tiró, pero salió corriendo hasta una moto en la que otro lo estaba esperando.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...