El "Botudo" y "Cucha", condenados en  Tartagal

Los cabecilla de una presunta banda dedicada a robar y trasladar camionetas a Bolivia fueron condenados la semana pasada en Tartagal. Los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio, Ricardo Martoccia, Soledad Rodríguez y Anastasio Vázquez Sgardelis, condenaron a los hermanos Miguel Ángel, alias "Botudo" de 28 años, y a Carlos David (22) Condorí Ortiz, alias "Cucha" o "Pety", a la pena de tres años de prisión efectiva por ser coautores del delito de robo calificado en poblado y en banda.

Los dos deberán permanecer alojados en la Alcaidía 2 de Tartagal, hasta su efectivo traslado a la Unidad Carcelaria 5 de esa ciudad, donde continuarán detenidos hasta cumplir su condena.

Por su parte, Jairo Esteban Herrera (21), Deonel Tordoya (69), Juan Carlos Quiroga (37) y Rosa Esther Reyes (36) fueron absueltos del delito de robo calificado en poblado y en banda por el que fueron acusados y llevados a juicio por haberse aplicado el beneficio de la duda, "in dubio pro reo".

En el mismo fallo, Clemente Gareca (26) fue absuelto del mismo delito por haberse retirado la acusación fiscal al momento de los alegatos. Los absueltos recuperaron su libertad una vez finalizada la audiencia.

"Cucha" Condorí Ortiz fue absuelto del delito de amenazas y portación ilegítima de armas por las que había sido acusado en una causa acumulada, por aplicación del beneficio de la duda. Los hermanos Condorí Ortiz serán inscriptos en el Registro Provincial de Condenados vinculados a delitos contra las personas.

El hecho

La víctima, Milton Villar, quien se encargó de informar acerca de lo ocurrido y de esa manera desentrañar una importante red de robos en el norte de la provincia, había estacionado su camioneta y se bajó, dejando a su familia dentro del vehículo, cuando lo interceptan dos hombres que descendieron de una motocicleta, y lo apuntaron con un arma para sustraerle la llave de su vehículo. Uno de los acusados intentó poner en marcha la camioneta del denunciante, pero no lo logró.

La familia del denunciante, que permanecía a bordo de la camioneta, aprovechó esta circunstancia para descender del vehículo. Los acusados lograron dar arranque a la camioneta y se la llevaron. Según el fiscal que llevó a cabo la instrucción del hecho, y tras hacer conocer lo que la propia víctima le había manifestado, el vehículo nunca fue encontrado pese a los distintos allanamientos. Para la víctima, "a la camioneta la pasaron a Bolivia".

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...