El ruido de motores volvió a sentirse en el Güemes

Después de largos seis meses hubo ruido de motores en el autódromo Martín Miguel de Güemes. La última carrera en ese circuito fue en la primera semana de diciembre del año pasado, jornada que cerró el campeonato Zonal del NOA de esa temporada. Ayer se escuchó nuevamente ese sonido que vuelve loco a los pilotos, el del motor exigiéndose al máximo en una recta producto de la acción que realizaron el experimentado Pablo Vuyovich y el juvenil Alfonso Limpias. 
Diez vueltas sirvieron para sacarse las ganas acumuladas en tantos días sin actividad. Además se puso en práctica el protocolo de seguridad que el Ministerio de Turismo y Deportes habilitó para el automovilismo deportivo. Daniel Valenzuela, vicepresidente del Auto Club Salta, calificó la jornada “sin problemas” y se espera que la acción se multiplique en los próximos días. 


Hoy se anunciarían detalles específicos con respecto a la realización de pruebas en el Güemes. En la página que el Auto Club Salta tiene en Facebook se anunciarán los canales para que los pilotos puedan pedir los turnos, el costo que tendrá esta actividad y los días habilitados. 
Con apenas 13 años Alfonso Limpias fue uno de los que volvieron a disfrutar la adrenalina que da el automovilismo. Este año tiene como desafío correr en la categoría Escuela del Zonal del NOA, tras haber competido en 2018 y 2019 en el karting local.
“Ya quería volver a correr, estaba ansioso porque era ya un tiempo muy largo el que estabamos parados, quería volver a sentir los motores”, señaló Alfonso, que utilizó un Fiat 128 y dio tres vueltas al circuito capitalino. En 2018 debutó en el karting corriendo en Campo Santo y el año pasado ganó su primer campeonato: el Apertura de la categoría Amigos. 
Apenas llegaron los pilotos al autódromo se puso en marcha el protocolo para que la práctica sea segura. Realizaron una declaración jurada, se les tomó la temperatura y ambos superaron sin problema esa instancia según lo que publicó el Auto Club Salta. Junto a Vuyovich y Limpias estuvo Oscar Muñoz como ayudante de equipo. Cabe destacar que el protocolo limita a seis personas la capacidad en un box. 
“No pensé que me iba a volver a gustar tanto. Todo este tiempo uno está con la cabeza en otra cosa, no es que estaba desesperado por ir a probar, pero una vez que llegas ahí, el ruido, todo ya es como que arrancas”, contó Pablo Vuyovich. Sobre el protocolo dijo: “Estuvo perfecto, nos tomaron la temperatura, todos con barbijos, con guantes, todo como tiene que ser”. Pablo utilizó un Fiat Uno y dio diez giros al circuito. 
Vuyovich cuenta con una docena de autos disponibles para realizar pruebas y ya recibió pedidos de varios pilotos para utilizar algunos en los próximos días. 
Hoy seguirá con sus actividades y si las condiciones son favorables acompañará a Mateo, uno de sus hijos, en las pruebas que realizará en el kartódromo Nicolás Vuyovich de Campo Santo. El costo de las pruebas para los monopostos rondará entre los $ 500 y $700. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...