Pocho Sosa, un artista diferente en el folclore

¡Quién no bailó una zamba con el bandoneón de Pocho Sosa! Músico de raza, que pese a sus 35 años, cuenta con amplio camino recorrido. Sus acordes sonaron en los escenarios más importantes del país. Desde pequeño se abrazó al “arrugado” con la promesa de nunca más soltarlo.

Nació en la provincia de Formosa, en un pueblito llamado Las Lomitas.

 “Vine a Salta a los doce años y por decisión propia me quedé en este suelo. Mi carrera profesional se tejió en esta provincia, por eso me siento un salteño más. Cómo no amarla y protegerle si aquí tuve la dicha de crear mi entorno, mi vida, mi familia... soy un agraciado por estar lleno de amigos y colegas músicos con los cuales he compartido y sigo compartiendo mi vida”, señaló Pocho.

“Toco el bandoneón desde los 15 años, es un instrumento que viene arraigado a mi familia, ya que mi padre es músico, al igual que mis tíos y abuelos. El destino estaba marcado, mi inclinación musical era inevitable, y me siento feliz con mi profesión. Tuve el agrado de acompañar a grandes artistas, con los cuales me siento muy agradecido, además de haber entablado una linda amistad, como con Pitín Zalazar, el Negro Palma, y otros”, dijo Sosa, quien le dedicó un párrafo aparte al guitarrista güemense Nacho Salazar (hoy músico del Chaqueño Palavecino). “Con la propuesta Pocho y Nacho recorrimos un notable camino. Pisamos el escenario de Cosquín en los años 2015 Y 2016, entre tantos otros escenarios nacionales e internacionales. Recuerdo aquella hermosa gira por Europa, con actuaciones en España y Francia, en 2016. Con este proyecto también me inicié como compositor, muchas de las obras aún siguen sonando de la mano de otros reconocidos artistas”.

Desde hace algún tiempo se marcó nuevos objetivos, y ya trabaja para conseguirlos.

 “Acabo de grabar mi primer trabajo como solista, donde plasmé ocho temas muy lindos, criollos y tradicionales, apuntando al oído popular de la gente que gusta del baile y de la buena música. En este repertorio, presenté tres temas instrumentales. El resto son todos cantados, y en su mayoría son inéditos. Hay un chamamé titulado ‘Mi placer’, que le pone el nombre al disco y será mi carta de presentación. El tema apunta a toda la juventud que gusta de este ritmo. Luego canto una chacarera que se llama ‘Ya no me animo a buscarte’, la cual comparto la autoría con el destacado músico formoseño Coco Gómez. De mi autoría grabé: ‘Ya no preguntes de amor’, y ‘Al gaucho argentino’. También se encuentra un bonito escondido que me di el gusto de cantar con mi hija Brenda, que tiene solo doce años. Sumé ‘El violín del monte’, de Peteco Carabajal y Atahualpa Yupanqui. En mi repertorio el chamamé y la música chaqueña van al frente. Agradezco eternamente a los que hicieron lo posible para que esto sea realidad, a mis amigos y productores Marcelo Piorno y Nelson Nanini, y a todos los que participaron poniendo a entrega su gran talento”, acotó el bandoneonista.

El sonido de su instrumento y la personalidad sobre el escenario, hacen a Pocho Sosa un artista distinto, con sobrado talento por entregar.

“En estos días estaremos creando una página en Facebook e Instagram donde podrán acceder a mi música de manera fácil y sencilla”, aseveró Miguel “Pocho” Sosa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...