EN VIVO

Llegada del avión que trae las vacunas Sinopharm desde China

Plaza, el “hombre ascenso”, el de la estocada final

Sergio Plaza, hoy integrante de la subcomisión de fútbol en Gimnasia, es otro trozo de la historia grande millonaria, ya que integró los dos planteles que consiguieron ascensos a Primera, en 1993 (con apenas 18 años) y en 1997.

Además, el exdefensor fue el otro héroe de aquella memorable definición por penales en la que Gimnasia y Tiro enmudeció a 40 mil almas en el hoy estadio Mario Alberto Kempes, que ya tenía toda la fiesta armada para el ascenso que no fue.

Plaza pateó el último penal de Gimnasia, que empujó al equipo a la consagración, y también se emocionó al recordar esa hazaña junto a El Tribuno.

“Teníamos un plantel con cerca de 40 jugadores. Jugadorazos como Oldrá, Galucci y el sordo Reyna comenzaron a lesionarse en las finales. Talleres tenía un equipazo, en Córdoba nos tuvieron en un arco todo el partido, eran muy fuertes y no nos quedó otra que aguantar. Una de las claves de ese ascenso fue que éramos muy fuertes de local. Pero ese día dejamos el alma de visitante”, se emocionó al recordar Plaza.

“Además de tener a grandes jugadores consagrados en Gimnasia, en ese momento explotaron Rueda, Cervera y los más chicos. Yo era el más grande de los más chicos, por así decirlo. Por detrás vinieron Zurita, Castilla, Mazza, Chaneton, Ramasco. Esa camada era increíble, pero mucho se lo debemos a tipos como el Gringo Viano o el Tanque González”, agradeció el “Interminable”, apodo que le puso Salvador Ragusa en el último paso de Plaza por el club.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...