Hay que saltar el charco

Se acaba el tiempo. La dirigencia de Boca y Defensa y Justicia, dos de los cinco equipos argentinos involucrados en la Copa Libertadores, sondearon en las últimas horas diferentes lugares en ciudades de Uruguay, menos afectado por la pandemia de coronavirus, para viajar y poder retomar los entrenamientos, si es que el Gobierno nacional demora la autorización y la fecha de reinicio del 15 de septiembre para el máximo torneo de clubes se aproxima.
“Han sido conversaciones informales, no hemos recibido ningún plan formal. Tiene que ser algo garantista, en caso de que se pueda llevar a cabo, no solo para los que están en Uruguay sino a los que vienen del extranjero”, admitió el viceministro de Salud Pública de Uruguay, José Luis Satdjian.
En declaraciones a TyC Sports, el funcionario detalló que existen “normas para todos los extranjeros” que llegan a Uruguay para poder “cuidar a todos”.
Boca realizó contacto con Peñarol, para poder utilizar su predio deportivo, mientras que el halcón de Florencio Varela averiguó por un complejo vacacional cercano a Punta del Este.
Mientras tanto, además, la dirigencia del xeneize, último campeón de la Superliga, también inició acciones para intentar retrasar el reinicio de la Libertadores, pautado para el 17 de septiembre.
La Conmebol sigue firme y volvió a rechazar la posibilidad de mover las fechas.
Ante la incertidumbre que rodea la posibilidad de retomar las prácticas en Argentina, debido al crecimiento de la pandemia de coronavirus y las decisiones del Gobierno nacional, tanto River, Racing como Tigre, los otros involucrados, también evalúan opciones del Interior y el exterior.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...