"Sacar de la grieta la política exterior"

Juan Gabriel Tokatlian, uno de los más calificados académicos en Relaciones Internacionales, sostuvo que "Argentina tiene que sacar de la grieta la política exterior".

El experto estrenó el canal de YouTube de la AFI. En su condición de miembro del comité consultivo de la agencia pidió "profesionalizar y despolitizar la inteligencia".

Tokatlian es investigador y docente en la Universidad Torcuato Di Tella, y autor de numerosos libros centrados, muchos de ellos, en el escenario latinoamericano. El tema de esa conferencia era "Dilemas y desafíos globales y regionales en la pospandemia".

Dedicó media hora al análisis de la situación global, media hora a la regional y la última a hablar de la Argentina. Al terminar dijo: "La polarización en política exterior dificulta enormemente la consistencia de una estrategia internacional de la Argentina. Se necesitan acuerdos básicos, dos o tres, sobre política exterior, porque la polarización hace que no aprendamos de los errores y fracasos. Argentina no está en condiciones de darse ese tipo del lujos".

Incluso propuso que se construya un "consenso ampliado en política exterior y en política de defensa, dos pilares fundamentales que deben avanzar mancomunados, entrelazados, que necesitan nutrirse de una buena inteligencia". Tokatlian agregó que "me parece esencial que la profesionalización, la capacidad institucional de la AFI se vea robustecida por la reforma que se espera llevar al Congreso, que será esencial como un componente que debiera contribuir a una despolarización de nuestra inserción internacional". Además, reclamó "rigor y profesionalización" de los cuadros de inteligencia y "la mayor despolitización posible".

En rigor, su ponencia en general sonó en otra frecuencia al que explicita no solo Alberto Fernández sino, en general, con los responsables de la diplomacia local y con los enunciados de la dirigencia del Frente de Todos.

Un ejemplo en ese sentido fue cuando, ante una consulta sobre una política en relación a recursos naturales, habló de Vaca Muerta. "Allí está la base militar china que acordó Cristina Kirchner y que empezó a funcionar ya con Mauricio Macri. Es el único país en el mundo, fuera de China, donde hay una estación de esas características, lo que motivó la preocupación de los Estados Unidos. Y está en la reserva de recursos naturales más importante de la Argentina. ¿Sabemos para qué hicimos eso? ¿Tenemos claro los desafíos que suponen esa decisión? ¿Dónde se está pensando eso?"

"Tenemos que derribar moldes mentales, y pensar un modelo de desarrollo", porque si "la política va a los bandazos, si no hay un sendero de crecimiento, difícilmente tengamos una buena política en general en relación a cualquier asunto, incluidos los recursos naturales".

Tokatlian arrancó afirmando que "es imprescindible tener mejor comprensión de qué significa la transición de poder mundial en estas condiciones. Esta es una transición inusual de poder de Occidente hacia Oriente. Hay una mutación significativa de poder con armas nucleares y ninguna otra transición había transcurrido de esa manera". Aunque no anticipó necesariamente un tiempo de guerra: "Multilateralismo, que es lo deseable, no es sinónimo de paz".

Pero lo más significativo fue cuando destacó que esa transición de poder se da "en dos economías de mercados, con dos tipos de articulaciones, pero en el marco del capitalismo. No está marcada como guerra fría, no tiene nada que ver con lo que hemos conocido en ese sentido". Este "fenómeno que combina declive agresivo de USA y ascenso asertivo de China es anterior a la pandemia que, finalmente, lo que está haciendo es reforzar cómo se va manifestar ese proceso". Anticipó que "la nueva fase será una guerra financiera, porque China busca que el Yuan se transforme en la moneda de mayor fortaleza relativa" .

Tokatlian destacó que en la región "teníamos un deterioro notable de la democracia liberal, regímenes híbridos que combinan mecanismos más o menos autoritarios, que preservan la formalidad de la democracia. Pero tengamos en cuenta que después de grandes pandemias se agudizan los clivajes sociales". "No es que simplemente tengamos una democracia muy jaqueada, sino democracia totalmente cuestionada. En esencia tenemos un sistema global sobrecargado de tensiones, fricciones, contradicciones, y es probable que esto se siga exacerbando, lo que exigirá mayor capacidad no politizada de la inteligencia para hacer un buen diagnóstico y evitar consecuencias deletéreas en la (gestión) política".

Sobre la relación entre Argentina y Brasil advirtió que: "Separados son actores que pierden incidencia e influencia individual, el deterioro de la relación entre ambos es el dato más preocupante para la Argentina. No es un asunto que se resuelva con lógicas de política interna y haciendo predominar el corto plazo", puntualizó. "La situación de Argentina es formidablemente compleja. En el mejor de los casos, resolviendo el tema de la deuda, mitigando los efectos deletéreos de la pandemia, aún así los desafíos que enfrentará el país son monumentales, y lo hace con muchos menos elementos y menos fortalezas y menos activos que en otros momentos históricos. Esto es, para hacer frente a la pospandemia se va a requerir mucho esfuerzo, mucha paciencia y mucha prudencia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...