Vecinos reclaman por aguas servidas en Rosario de la Frontera

Vecinos del barrio Belgrano y alrededores reclaman que hace más de tres meses sufren las consecuencias de las aguas servidas. Muchos adultos mayores se cayeron al intentar cruzar las calles.

Las pérdidas comienzan por la calle 9 de Julio, bajan por la Tucumán y siguen por la Avellaneda hasta el final de la misma. Las aguas al surgir de manera permanente formaron un camino de musgo, lo que se torna un gran peligro para los que transitan, sobre todo caminando, por la zona.

Unos comerciantes ubicados por calle Tucumán, justo al frente de la escuela de Comercio, manifestaron a El Tribuno que ya hicieron las quejas en Aguas del Norte y en la Dirección de Obras Públicas, pero que no obtuvieron respuesta ni solución de nadie.

"Desde hace más de tres meses que hicimos las quejas por estas pérdidas, pero nunca se acercó nadie. El problema es que ya se cayeron varios abuelos queriendo cruzar la calle", lamentaron los comerciantes.

Por otro lado, un vecino jubilado del barrio Belgrano que frecuenta la zona a pie o en bicicleta también se quejó a El Tribuno: "Esto no es de ahora, siempre es igual, meses de pérdidas, arreglan por un rato y después vuelven a romperse los caños o vaya uno a saber qué".

"Por culpa de esta musgosidad me caí hace dos años, me fracturé la cadera y estuve más de un año para rehabilitarme y volver a caminar. Y la verdad es que es muy duro pasar por eso, y no quiero que vuelva a ocurrir", dijo un tanto molesto don Julio Carrasco. "Por eso les pido a Obras Públicas y Aguas del Norte que se hagan cargo y arreglen de una vez por todas, además no soy el único que se cayó y se quebró, ya hubo varios vecinos que nos pasó esto", aseguró el jubilado.

Focos sucios y hojas secas

Otra de las quejas de los vecinos del barrio Belgrano tiene que ver con el mantenimiento del alumbrado público y las hojas secas.

"Todas esas hojas amontonadas que usted ve están ahí porque las barremos y las amontonamos nosotros los que vivimos en la cuadra", manifestó el jubilado, y agregó: "El barrendero parece que pasa por las cuadras del frente nomás".

"De qué sirve que pase el recolector si el barrendero no se ocupa de barrer. La señora de la vuelta, que pisó las hojas mojadas y casi se cae, se fue a quejarse al canchón de obras públicas, pero no le dieron bolilla", expresó. "Yo también fui varias veces estos días pasados, y me dicen que van a mandar a limpiar con un tractor, y aún nada, no mandaron a nadie a ver".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...