Largas filas en el acceso a la ciudad y poca información entre la gente que intentaba llegar a Salta capital, conformaban ayer otra postal de la pandemia y sus implicancias en el tránsito de las personas.

Antes del medio día, la espera se hacía interminable para la gente que esperaba en autos particulares, taxis y remises. Todos pugnaban por cruzar el filtro de control sanitario en el expeaje de Aunor, donde un puñado de policías apenas podía controlar el nerviosismo imperante.

Sin la presencia de camiones ni colectivos, las imágenes de ayer en el acceso este, conformaron el preludio de lo que podría ocurrir en la jornada de hoy, cuando entren en plena vigencia las medias restrictivas anunciadas por el Gobierno provincial en la tarde del sábado pasado. De acuerdo a esos anuncios, y por lo menos durante una semana, se cerrará el ingreso de los repatriados que llegan desde otras provincias.

Es de esperar que el impacto de las medidas y su efectivo cumplimiento desde hoy, se note en los accesos al territorio salteño donde nadie podrá cruzar, a excepción de los autorizados por el Comité Operativo de Emergencia (COE). Es de esperar también que esta disminución en el volumen de repatriados se observe en el acceso a esta ciudad.

Oficialmente se sabe que, en el marco de la pandemia, más de 6000 personas retornaron a Salta desde marzo pasado. Ese flujo se verá notablemente disminuido al menos durante toda la semana.

Ayer, mientras esperaban su turno para cruzar por el filtro de Aunor, algunas personas dijeron a desconocer los anuncios del Gobierno provincial, aunque otras admitieron que estaban retornando rápidamente a la ciudad antes de que las medidas entren a regir en todo el territorio. En la espera, a una familia completa que venía desde Buenos Aires en un auto particular, se le prohibió el ingreso a esta capital. Sus integrantes reclamaban firmemente por la falta de información al respecto. Este tema puntualmente será clave para evitar problemas con aquellas personas que pretendan volver a Salta en los próximo días y que no estén informadas sobre la prohibición.

Mientras tanto y luego de dos días críticos donde se registraron picos de contagios en la provincia (10 el viernes y 18 el sábado), ayer el reporte oficial dio cuenta de un solo contagio. Se trata de una persona con domicilio en Buenos Aires que se encontraba finalizando la cuarentena en nuestra ciudad. Se informó que el paciente es asintomático y que se encuentra aislado en el hospital Papa Francisco.

Solo con el permiso

Sin una autorización del COE será imposible entrar al territorio provincial. Incluso el transporte de abastecimiento deberá contar con el permiso del Comité de Emergencia.
Con el caso confirmado ayer, se registra un total de 74 personas con coronavirus, de los cuales 55 tienen residencia en la provincia. El resto corresponde a pacientes que no tienen domicilio en Salta, razón por la cual no cuentan en los registros oficiales.
 Del total, 20 ya fueron dados de alta. También se informó que ayer se activaron dos protocolos y que dos muestras están bajo estudio.

Dos días críticos y un alivio

Lejos de cualquier especulación y teniendo en cuenta los picos de contagios del viernes y sábado pasado, el único caso confirmado ayer trajo un poco de alivio a la población en general. No obstante la preocupación se mantiene en los tres departamentos donde todos los municipios volvieron a fase 1. 
Se trata de Güemes, San Martín y Orán. Justamente ayer en este último departamento, los jefes comunales de cada municipio se reunieron para analizar los pasos a seguir. Algunas versiones que circularon en ese lugar de la provincia insistían sobre la circulación comunitaria del virus.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...