Dudas en las empresas sobre el manejo de la pandemia

La crisis del coronavirus trajo consigo un verdadero problema para la sostenibilidad de las empresas. Si un trabajador se contagia de COVID-19, en algunos casos se tuvo que cerrar la compañía por un tiempo para minimizar los riesgos de transmisión al resto de los empleados.

Es por eso que las empresas deben tomar medidas y aplicar estrictos protocolos de salubridad para prevenir que se infecten de coronavirus sus trabajadores. Sin embargo, el problema principal pasa por la dificultad para determinar los contactos estrechos de cada persona.

Ricardo Luna, un ingeniero químico salteño asegura haber desarrollado un "estándar de gestión", un sistema de control que apunta a determinar la "trazabilidad" de las personas contagiadas para que no sea necesario cerrar una empresa en caso de que haya un positivo.

Luna, que tiene un posgrado en Higiene y Seguridad en el Trabajo de la Universidad de Morón, explicó a El Tribuno que el proyecto se llama "Sistema de gestión de salubridad" y apunta a "ser algo específico para las enfermedades infectocontagiosas".

"Estas enfermedades vinieron a resaltar con la pandemia, pero no es la única infectocontagiosa con la que deberían tener cuidado las organizaciones", explicó el ingeniero químico, quién afirmó que el sistema está pensado para las empresas y no para la salud pública, ya que no sirve para realizar un seguimiento de lo que ocurre en la calle o los barrios, sino lo que está bajo la influencia de una organización.

"El objetivo es gestionar los protocolos o decretos oficiales que establecen el aislamiento preventivo, social y obligatorio, con lo cual lo más sencillo y quizás lo más seguro es no concurrir a trabajar. Pero ahí se plantea el tema de la sostenibilidad del negocio. Como eso no sería posible, se caen los empleos directos e indirectos y toda la economía relacionada se derrumba", señaló.

En el ámbito privado, afirma el ingeniero, no se puede apelar a la responsabilidad de las personas como solicita el Gobierno, sino que se debe hacer una gestión de protocolos específicos y cumplirlos sistemáticamente. Pero no solamente eso, sino que se debe tener una forma de demostrar que se están cumpliendo las pautas para que esa demostración lleve a un seguimiento y una trazabilidad.

"Si yo tengo registros de todo lo que hice y qué resultados obtengo, voy a poder hacer una trazabilidad cuando tenga una transmisión o un contagio. Por ejemplo, en un shopping o un supermercado, están midiendo la temperatura de los que ingresan. De todas maneras, eso no es suficiente porque la fiebre no es el único síntoma y están los famosos asintomáticos. Esa persona que toma la temperatura no hace ningún registro de la persona que ingresó", detalló.

El especialista apuntó que hay que determinar con claridad los requisitos a cumplir y pasos a seguir. En la planificación que desarrolló, están previstos al menos cinco instructivos. El proyecto es un servicio de implementación y, sobre todo, de verificación.

A la gestión la implementa la organización y los instructivos dicen cómo se deben hacer las cosas de forma detallada. La trazabilidad de una persona está establecida por al menos 11 registros, y en base a eso, se asegura que la empresa cuente con la información minuciosa de todas las acciones desarrolladas.

"Con ese registro puedo tener una trazabilidad de con quién, en el caso de que tenga un contagio, tuvo contacto esa persona. Después yo los puedo aislar a ellos y a los familiares y así tener el núcleo de la fuente de contagio. Esto reduce el impacto, que es lo que estamos buscando todos", explicó.

Y agregó: "Cuando se produce un contagio dentro de una empresa, ¿qué hace el gobierno? No tiene más remedio que cerrarla y aun así, no detiene nada porque no sabe de dónde vino. Si no tengo forma de rastrear la transmisión estoy atento a apagar focos de incendios y no sabemos qué es lo que los está produciendo", finalizó.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...