Cocaína, alcohol y pastillas: las fotos de Amber Heard sobre Johnny Depp y sus excesos

 

 

Por estos días, en Londres, sigue adelante el juicio “por difamación” que Depp, protagonista de Piratas del Caribe, le hizo al diario inglés The Sun, que lo definió como “golpeador de esposas”.
Al mismo tiempo, el actor estadounidense se enfrenta a su ex, Amber Heard, a quien calificó como una “narcisista calculadora que se casó con él para progresar en su carrera”.
Heard no se queda atrás: declara a favor de The Sun.
Los dardos van y vienen. Tanto Depp como Heard se acusan mutuamente de malos tratos, en especial, de abusos físicos y verbales. Y no sólo eso: aportaron fotos comprometedoras.
En el segundo día del juicio, la defensa del diario expuso imágenes de los excesos de Depp.
Entre ellas se destaca una foto sacada por Heard, que muestra un vaso de whisky, cuatro líneas de cocaína colocadas sobre una mesa y una caja de pastillas, “todo listo para consumir”, a las 13.37.


Heard tomó la foto en su casa de Los Angeles en 2013, el mismo día en que Depp estaba filmando un documental sobre Keith Richards, poco antes de que la pareja tuviera otra discusión por el consumo de drogas y alcohol de parte de él.
Eso no es todo. Hay más. Como la foto en la que Depp aparece “desmayado” en el suelo junto a su cama, tras otra noche de excesos.
Durante la audiencia, el actor fue interrogado sobre su adicción a las drogas y al alcohol. Y él reconoció haber “sucumbido a sus viejos demonios” en marzo de 2013, después de 160 días de sobriedad, pero negó haber golpeado a Heard, como ella afirma.
Sasha Wass, que representa a The Sun, relató ante el tribunal que Depp llevaba en uno de sus brazos un tatuaje que decía “Winona forever” (“Winona para siempre”), en referencia a su relación con Winona Ryder en los ‘90.
Pero que una vez que se terminó esa pareja, Depp modificó el tatuaje por “Wino forever” (“borracho para siempre”).
“La señora Heard se burló de ese tatuaje”, afirmó la abogada. “Usted, entonces, la abofeteó en la cara. Esa fue la primera vez que ocurrió”, agregó la letrada, quien también aseguró que Johnny le pegó tres veces durante aquel episodio.
“Eso es absolutamente falso”, respondió Depp. “No le pegué a Amber”.
Wass agregó que, después de darse cuenta de lo que había hecho, Depp empezó a llorar y habló por primera vez sobre “el monstruo” que vive en él, “el alter ego que toma el control cuando estás bajo la influencia de la bebida y las drogas”.
Depp le exige al diario una compensación por difamación por un artículo de 2018 que lo calificaba como un “golpeador de esposas”.
El juicio llevará tres semanas y presentará a testigos famosos, incluidas las ex novias de la estrella, Vanessa Paradis y Winona Ryder, quienes presentaron declaraciones apoyando al actor.
También, Depp afirmó que su ex esposa lo animaba a consumir alcohol y estupefacientes y que no apoyó sus esfuerzos para buscar ayuda para combatir sus adicciones.
La estrella también negó haber golpeado varias veces a Heard tras una discusión sobre una ex pareja de ella, la pintora y fotógrafa Tasya van Ree.
Las acusaciones de que intentó sacar un cuadro de ella colgado en su habitación y prenderlo fuego ‘no son verdad‘, dijo Depp, aunque reconoció que discutió varias veces con Heard sobre Van Ree.
Depp (57) y Heard (34) se conocieron en el rodaje de la película Diario de un seductor (2011) y se casaron en Los Angeles en febrero de 2015. Al poco tiempo empezaron los problemas. Y dos años después se divorciaron. Ahora se vuelven a encontrar, pero en los tribunales.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Espectáculos

“Era un reto difícil lidiar con una bioserie de alguien que sigue vivo”

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...