Aumentaron las patologías mentales en la cuarentena

Aumentaron las consultas y los pedidos de asistencias de salud mental en la Provincia por la cuarentena. 

El aislamiento y el encierro fue esmerilando los ánimos de diferentes maneras, alteró la realidad “normalizada” y afectó significativamente la vida de las personas. Los resultados sobre cómo saldremos nadie lo sabe.

El Tribuno consultó a la titular de la Secretaría de Salud Mental y Adicciones, Irma Silva, sobre la recurrencia de patologías en este tiempo de encierro por la pandemia.

“Hubo un aumento generalizado de demanda de atención para salud mental en la cuarentena. Estas atenciones se tuvieron que tratar por la vía virtual. Hubo un primer momento de la pandemia que fue la etapa de confinamiento y en donde las personas tuvieron que adaptarse al encierro. Hubo que adecuar todas las normas. Luego hubo una segunda fase en donde se flexibilizó la cuarentena, pero que se caracteriza por el agotamiento y la fatiga social. En estas dos fases las emociones asociadas a la coyuntura produjeron diversas patologías”, explicó Silva sobre el aumento de consultas.

“Desde la Secretaría (de Salud Mental y Adicciones) hemos reforzado el dispositivo remoto desde la Fase I lo cual nos ha dado muy buenos resultados en todas las áreas operativas para el acompañamiento. Las mayores patologías estuvieron en los más jóvenes y adolescentes con el consumo problemático de sustancias”, explicó la psicóloga.

La Secretaría que encabeza realizó, la semana pasada, una mesa de trabajo interdisciplinaria junto a referentes de los servicios de salud mental que funcionan en la zona sanitaria Oeste de la provincia, a fin de tener un diagnóstico de situación con respecto de las problemáticas de la población en el contexto de la pandemia por coronavirus.

En ese encuentro, participaron profesionales de las áreas operativas de Molinos, Cafayate, La Viña, Coronel Moldes, Cerrillos, La Merced, Campo Quijano, Rosario de Lerma e Iruya, quienes expusieron los principales casos que se presentan en sus respectivos servicios, como situaciones de violencia de género y consumos problemáticos de sustancias, entre otros.

Debido a las medidas de aislamiento preventivo, el abordaje asistencial se potenció a través de la modalidad virtual, aunque en algunos casos se continúa trabajando en territorio y de manera presencial, según las necesidades.

Silva detalló, en ese sentido, que “la población tiene miedos reiterados y pueden afectar las funciones cognitivas, pensamientos contradictorios, dificultades de la memoria, en la toma de decisiones, produce pensamientos obsesivos, dudas y pesadillas”, explicó la profesional.

“Hay ansiedad, impotencia, irritabilidad, tristeza, anestesia emocional, incertidumbre y frustración. Si bien cada uno es diferente cuando pase esta pandemia habrá quedado marcas en toda la sociedad”, dijo la profesional.

Consenso en los consultorios privados

Del lado de los consultorios privados, también se percataron de un significativo aumento de la demanda. Una de las psicólogas que atiende en un consultorio de Adolfo Güemes al 400, con más de 15 colegas, confirmó que “sorprendió” la cantidad de demanda de asistencia.

“Habrá aumentado el doble”, dijo la psicóloga Noel Pacheco Vélez ante la pregunta sobre el aumento de las consultas en tiempos de pandemia. “La gran mayoría fueron consultas de adultos que comenzaron a venir. También trajeron a sus hijos pre y adolescentes. Hubo muchos casos de parejas que se separaron definitivamente, otras que se solucionaron diferencias y el encierro los volvió a juntar. Con respecto a los más chicos la atención estuvo muy centrada en las orientaciones sexuales.

Con más tiempos vinculados al resto de los integrantes de las familias y con los espacios reducidos hubo otra mirada en los hijos. Es increíble cómo los padres comenzaron a ver crecer a sus hijos. El encierro también afectó la sexualidad. Las parejas de pronto tenían más tiempo para el sexo, hubo más exigencias, muchos hombre impotentes. En los jóvenes y adolescentes también se intensificó la masturbación; en los adultos también. Aumentó la violencia en general, la de género en particular, no me quiero imaginar los abusos porque los cuerpos quedan en manos de los adultos. Subió el consumo de alcohol y otras drogas. También el sobrepeso afectó mucho a las personas ante la reducción de los espacios y las actividades ”, explicó Pacheco Vélez.
 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...