Angustia por toda una familia contagiada en La Silleta

Se acumularon a cinco casos positivos de COVID-19 en la localidad de La Silleta y se aislaron a dos personas con vínculos estrechos con la familia del comerciante verdulero que reside en esta localidad de la jurisdicción de Campo Quijano. 

Su trabajo era ir y venir a Jujuy por frutas y verduras. Hace 10 días había dado positivo. Ayer se supo que cuatro integrantes más de su núcleo familiar también dieron positivo.

El pequeño pueblo, que apenas tiene dos mil habitantes en su radio urbano, permanece consternado ante estos casos. Por estas horas, surgen dudas por los contagios. Desde el hospital Francisco Herrera de Campo Quijano, realizarán hoy un peinado sanitario en torno a la vivienda familiar. La gerenta del nosocomio, la licenciada Débora López, advirtió que el caso del paciente cero de La Silleta se confirmó en Pampa Blanca, provincia de Jujuy, y luego fue trasladado a Salta capital para ser internado en el Papa Francisco.

“El padre de familia se dedica a una labor esencial de frutas y verduras. Tenía un permiso especial para su traslado entre Jujuy y Salta. Sólo podía estar 12 horas en un lugar hasta que volviera a su lugar de trabajo. En este interín se detectó su contagio. Estuvo por unas horas con su familia hace 14 días atrás. Por lo visto fue suficiente para contagiar a otros integrantes de su casa”, dijo.

Los cuatro casos surgidos en esta familia estos días pone un manto de duda sobre el nexo epidemiológico de todo el grupo. “La familia estaba aislada y cumplieron estrictamente con el protocolo de esperar el tiempo prudencial hasta saber los resultados de los hisopados realizados en estos días. Con la confirmación sólo resta poner en cuarentena a dos integrantes más de la misma familia”, se informó.

En menos de dos semanas hay 4 casos en una localidad cercana a la capital provincial y con una extensa zona rural.

Vecinos piden un cordón sanitario 

Exigen mayor control por parte del municipio y del hospital de Quijano.

Los vecinos de La Silleta manifestaron su preocupación pidiendo a las autoridades controlar de cerca los posibles contactos directos y estrechos de estos cinco pacientes. Solicitaron un cordón sanitario para el ingreso y egreso del pueblo pegado a la ruta nacional 51, y controles de remises y colectivos que circulan en esta zona. “Cuando surgió el primer caso, deberían haber controlado todo en La Silleta. Este vecino constantemente viaja por su trabajo a Jujuy. Él es productor de verduras. Tuvo contactos con mucha gente. Se aisló a la familia y son numerosos los vecinos que hablaron con este señor. Nosotros no queremos estigmatizar, pero las autoridades sanitarias no efectúan el trabajo preventivo que corresponde”, dio su punto de vista a El Tribuno una de las vecinas que firmó una nota enviada a la comuna de Campo Quijano y al hospital Francisco Herrera.

Los cinco casos de coronavirus en esta familia engrosan la lista de personas con COVID-19 en el departamento de Rosario de Lerma. La mitad está recuperada.

De esta familia se sabe que solo se dedica a su labor productiva y a la venta de frutas y verduras. El paciente cero de La Silleta sintió cefaleas y dolor de cuerpo a su llegada a Jujuy. De ahí en más, también cuatro integrantes de su familia fueron confirmados. El municipio en su momento ante el contagio del padre de familia había cerrado la oficina de La Silleta en donde se realizan los trámites para el carnet de conducir, porque el paciente había concurrido a renovar su licencia. Después de varios días, volvió a abrir sus puertas.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...