Los Cocineros Solidario de Salta volvieron a dar la nota y ahora brindaron un almuerzo a más de 100 personas en el Barrio Floresta en la zona Norte Alta.

Se trata de un grupo de empresarios y trabajadores gastronómicos de Salta que desde hace algún tiempo decidieron salir a las calles a llevar todo su compromiso social con esta ciudad inundada de pandemia y cuarentena.

Así fue que Carlos “Ruso” Cruz, trabajador radial de prensa, les llevó la idea a los Cocineros de brindar apoyo con al menos una jornada en el comedor comunitario Bella Vista.

El lugar está en lo más alto de los cerros que están en el ingreso a la ciudad de Salta, por la autopista 9/34. Un lugar a donde los taxis no ingresan por sus calles sin trazado y sin urbanismo alguno.
Los Cocineros llegaron con sus propios ingredientes, los mismos que le venden a su clientela, para compartir una jornada de trabajo solidario y un almuerzo con los vecinos y las vecinas del popular barrio.

Llevaron fideos caseros de huevo y espinaca, que combinados con un estofado al vino y queso recién rayado, que inundaron con su aroma cocinado a leña.

Dos ollas gigantes expuestas al fuego, un tablón donde resaltaban impresionantes los cuchillos de los chef, tablas y un cabernet sauvignon; más dos palos largos con los fideos secándose al sol del casi mediodía fueron los indicios de que las cocineras y los muchachos fueron a disfrutar de su trabajo.

“Nosotros atendemos a familias completas. Ya no contamos sólo a niños y abuelos; vienen todos los integrantes. En el comedor comunitario Bella Vista se brinda un almuerzo los días jueves, viernes y sábado. Se dan más de 120 raciones y la verdad es que cada día se vuelve más difícil conseguir los alimentos”, dijo Guadalupe Flores Villalobos quien es la que coordina el lugar.

Contó que antes de la pandemia atendían a unas 70 personas. Con la cuarentena, el aislamiento y las restricciones bajaron considerablemente y con la flexibilización superaron el centenar en cuestión de semanas.

 

“Esta cuarentena lo que hizo es develar el verdadero estado de la economía. Hay muchos trabajadores informales que quedaron, de un día para otro, sin trabajo, sin ingresos, sin nada. “Develó la falta de políticas públicas para desarrolla el trabajo formal, las cuales vienen desde hace años”, dijo Guadalupe. Del lado de los cocineros estuvieron Martín Argañaraz, Juan Lucero, Fidel Puggioni, Martín Aisama, Jimena Pereyra, José María Reynaga y Sebastián Palacios.

“Somos un grupo de cocineros locales que decidimos colaborar haciendo lo que sabemos, que es cocinar, en los comedores salteños para colaborar con la crítica situación que vive gran parte de nuestra población. La idea es cocinar con productos con los que trabajamos, es decir de calidad, frescos y que aporten proteínas y nutrientes. Queremos estar cocinando cada 15 días en cualquier comedor de la capital salteña, según quién se nos acerque a pedir nuestra solidaridad”, dijo Fidel Puggioni.

El sistema para entregar la comida en el comedor Bella Vista, por la cuarentena, es el siguiente: las familias llevan los recipientes plásticos al que se denominan habitualmente como “taper” y luego pasan a retirar. Se mantiene así el principio del aislamiento y la prevención epidemiológica.

“Desde la Mesa de Barrios Populares ya venimos denunciando públicamente el abandono estatal. En el Bella Vista no recibimos ayuda alguna y es por eso que pedimos asistencia estatal”, dijo Flores Villalobos.
 

Una página con toda la información

Para saber más sobre la tarea de los Cocineros Solidarios de Salta hay que acceder a una página en Facebook que crearon. Ahí hay más información para pedir colaboración en cualquier comedor comunitario de la ciudad, para sumarse como voluntario en el trabajo o para saber con qué materiales se puede colaborar y a dónde llevarlos.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...