El presidente Alberto Fernández anunciará hoy desde la quinta de Olivos los alcances de la próxima etapa de aislamiento social, que comienza el lunes. Esta vez la principal expectativa por las medidas no solo está puesta en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), sino en algunas provincias del interior, que se transformaron en una fuerte preocupación para el gobierno debido a los rebrotes de coronavirus registrados en las últimas semanas. Allí podría anunciar un retroceso en la apertura de varias provincias que registran una situación epidemiológica compleja.

Los números de las últimas semanas, que muestran un notorio aumento de casos de COVID-19 en el interior del país, incluso en distritos que hasta hace poco no registraban contagios, mantienen en alerta al Presidente. Según datos oficiales, hay circulación comunitaria del virus en 13 provincias.

En esa línea, Fernández se comunicó a través de una videoconferencia con las gobernadoras de Río Negro Arabela Carreras, y de Santa Cruz Alicia Kirchner, y los gobernadores de Santa Fe Omar Perotti; de Jujuy Gerardo Morales, La Rioja Ricardo Quintela, Mendoza Rodolfo Suárez, Salta Gustavo Sáenz, Entre Ríos Gustavo Bordet; Santiago del Estero Gerardo Zamora, Córdoba Juan Schiaretti, Tucumán, Juan Manzur, y Tierra del Fuego. Gustavo Melella.

Si bien no trascendieron definiciones exactas, las posibilidades de endurecer el aislamiento en los puntos más críticos no se descartan.

En algunas zonas en particular, como ocurre en la ciudad de Río Gallegos, y en la provincia de Jujuy, la principal preocupación gira en torno al número de camas de terapia intensiva y la capacidad sanitaria en general. “Tenemos que controlar mucho los que ingresan por nuestras rutas, no nos alcanza el personal para controlar”, dijo Alicia Kirchner, y pidió más refuerzo de la Gendarmería para los controles.

A raíz de los contagios, Jujuy regresó a la fase 1 de la cuarentena. Incluso, desde fin de julio se reforzaron los controles en localidades que se convirtieron en “foco critico2 de contagios, según determinaron en la gobernación de Morales: Libertador General San Martín, Calilegua, Fraile Pintado y Perico.

Pese a las medidas estrictas, el brote no solo no está controlado, sino que continúa expandiéndose. Las autoridades decidieron aislar el Barrio Norte de La Quiaca tras detectar 15 casos sospechosos de coronavirus entre familiares y amigos que admitieron haber participado de dos reuniones de más de 20 personas, entre las que había infectados.

La provincia acumula 4203 positivos, de los cuales 170 fueron confirmados en las últimas 24 horas.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...