Día del Amigo y Pachamama  dispararon los contagios

Un gráfico de seguimiento en Tartagal dejó en evidencia en qué momento de la pandemia la ciudad cabecera del departamento San Martín literalmente perdió el control en la lucha contra el coronavirus. Esas dos fechas fueron el Día del Amigo que se celebró el 20 de julio y el 1 de agosto, celebración en honor de la Pachamama.

Según muestra el cuadro de la empresa Tartagal Diseños, en las 4 semanas comprendidas entre el 22 de junio y el 20 de julio pasados los casos en la ciudad ascendían a 8 enfermos confirmados positivos. 4 días después de los festejos del Día del Amigo, donde las reuniones familiares y sociales se hicieron en viviendas particulares y fincas privadas y tal como lo advierten los infectólogos, los casos empezaron a aumentar cuando los tartagalenses comenzaron con los primeros síntomas.

El intendente de Tartagal, Mario Mimessi, le pidió a los vecinos que “tengan mucha paciencia” ante el despliegue de la Policía en torno del operativo de control.

El día 24, de aquellos 8 pacientes, el área operativa Tartagal pasó a 12 casos (un cincuenta por ciento más) y el último día del mes de julio ese número se duplicó llegando a 24. Pero hasta allí la situación parecía manejable y estaba dentro de todo lo previsto. Los pacientes estaban siendo asistidos en el hospital Juan Domingo Perón y aún sin necesitarlo y solo por una cuestión de comodidad, varios estaban en el segundo piso del hospital donde funciona la terapia intensiva para COVID-19, con habitaciones individuales. El resto de los enfermos estaba distribuido en lo que en ese momento eran dos grandes salas -para hombres y mujeres- con una capacidad de 25 camas cada una, por lo tanto no eran más de 6 en cada sala, todos con evolución favorable.

La Pachamama

Como los casos hasta el 30 de julio eran tan esporádicos, la población de Tartagal conformada por unos 100.000 habitantes se relajó del todo y decidió salir a festejar el Día de la Pachamama y así quedó expuesto en las redes sociales cuando se subían fotos y videos. Locales nocturnos del centro de la ciudad ese primer fin de semana estuvieron repletos hasta altas horas de la madrugada.

A partir del 1 de agosto el número de confirmados para COVID-19 era de 28 pacientes, un número dentro de todo razonable y que podía ser perfectamente contenido tanto en el hospital Juan Domingo Perón como en las dos clínicas privadas de la ciudad. Por ese motivo la totalidad de los positivos permanecían internados y bajo estricto control médico, al punto que 18 recibieron el alta.

Pero los festejos por el Día de la Pachamama produjo una escalada tan abrumadora que tantos las clínicas como el hospital ya se encuentran al borde de su capacidad de atención, con gran cantidad de médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos afectados por coronavirus. Tartagal registraba la mañana del 1 de agosto -horas antes de los multitudinarios festejos en honor a La Pacha- 28 casos pero el jueves 13 el número se había multiplicado por 11 alcanzado el número de 308 casos registrados, tanto en salud pública como en el sector privado.

“Solamente van a quedar dos vías de ingreso y egreso al barrio, que serán el puente de la calle Aráoz y la avenida Packam. Por favor, acompañen la medida”.

La semana que concluye estuvo signada por controles estrictos y prohibición para las reuniones sociales, el cierre de comercios de todos los rubros, la apertura solo de comercios esenciales de alimentos hasta las 16 horas, limpieza de edificios públicos como el municipio donde se siguen sumando casos positivos entre funcionarios y empleados, y hasta la restricción en los servicios como limpieza de calles y recolección de residuos domiciliarios para disminuir las posibilidades de contagios en el personal de obras públicas.

Otro muerto de Colonia Santa Rosa

Una persona que estaba infectado con coronavirus y luchaba por su vida, falleció en la jornada de ayer viernes en el departamento Orán. El paciente había sido derivado desde Colonia Santa Rosa días pasados y quedó internado en el hospital San Vicente de Paúl, en Orán, asistido con respirador artificial y en terapia intensiva, según informó el gerente del nosocomio, Marco Espinoza. El director aclaró en su momento que a esta persona no se le había detectado una enfermedad de base, por lo que el cuadro clínico que presentaba se debía a la respuesta de su organismo al proceso infeccioso.
La muerte de este paciente es la segunda que se reporta en la localidad de Colonia Santa Rosa desde que se inició la pandemia de coronavirus y agrava la situación sanitaria en el departamento San Martín. 
Ayer Tartagal también confirmó la muerte del quinto paciente con coronavirus en esa ciudad.
En las últimas 24 horas se produjeron dos nuevas muertes, lo que lleva a un total de 10 decesos en toda la provincia. 

Desde hoy serán ocho los médicos junto a una psicóloga del hospital Perón, quienes se comunicarán con las personas que requieran asistencia a través del CIO.

Operativos de “mitigación”

Tras una reunión con el COE, la ministra de Salud, Josefina Medrano, confirmó que a partir de hoy se iniciará un operativo de mitigación en villa Saavedra. Medrano está en el departamento San Martín, donde ayer se confirmaron 65 nuevos casos de COVID-19. Tras reunirse con el COE local, confirmó que a partir de hoy se iniciará un rastrillaje buscando casos de coronavirus en uno de los barrios de Tartagal que están en rojo. “Se iniciará un operativo de mitigación en villa Saavedra, el objetivo es buscar personas que tengan algún síntoma compatible con coronavirus, identificarlas y que tomen contacto con el sistema”, señaló Medrano. No obstante, agregó que se va a trabajar en la prevención y en el uso de la aplicación que tiene el Gobierno para el seguimiento de los casos con síntomas. Dijo que también se van a realizar algunos test rápidos. “El objetivo del operativo es ver qué está pasando en villa Saavedra y qué es lo que pasó eventualmente para tener claro un diagnóstico de situación de ese lugar, donde hemos encontrado el mayor número de casos desde el punto de vista epidemiológico”, añadió la ministra.

Consultas telefónicas

Profesionales médicos del hospital Perón, que por riesgo o por edad no pueden atender pacientes en forma personal, son los encargados desde ayer de evacuar todas las dudas de los vecinos de Tartagal pero en forma telefónica, de manera de llevar calma y tranquilidad a la población que vive momentos de gran angustia y temor a consecuencia del aumento de casos. A cargo de ese nuevo servicio se encuentra el subgerente del hospital de Tartagal, el pediatra Martín Arias, quien -también en aislamiento preventivo- coordina el trabajo de sus colegas. “Lo habíamos planificado de esta manera para que dado el caso que llegáramos a esta etapa de la pandemia los médicos que no puedan trabajar en los servicios puedan hacer su contribución desde sus casas, como una forma de llevar contención a la población y que ellos a su vez se sientan útiles colaborando con todo el hospital”, explicó el profesional. Arias precisó que “el sistema funciona en forma articulada con el CIO. La gente de Tartagal debe llamar en forma directa sin marcar característica: 03873- 4230803 -
03873 15658009 - 0387315524365
 

 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...