"Muchos criollos no soportan que un indio sea intendente"

Mientras en la alejada localidad de Santa Victoria Este, la policía desalojaba la Municipalidad de esa comuna dando cumplimiento a una orden dispuesta por el juez de garantías Nelson Aramayo y a requerimiento del fiscal penal Armando Jorge Cazón, el intendente de esa convulsionada localidad, Rogelio Nerón, se encontraba en la capital de la provincia firmando un convenio para el inicio de la construcción de la escuela del paraje La Curvita ubicada a 23 kilómetros de Santa Victoria, donde funcionarán los niveles primarios y secundarios, ejecutada por el Gobierno de la Provincia.

Rogelio Nerón de todos modos estaba al tanto de lo que sucedía pero asegura, "no solo yo estoy al tanto sino también las autoridades de la Provincia a las que mis paisanos les piden que intervengan porque según ellos yo soy un ladrón que se roba la ayuda alimentaria y que se quedó con plata de los pozos de agua y de la indemnización que tenía que pagarle a la viuda de (el recientemente fallecido funcionario de su gestión) Pedro Lozano. Pero si hay alguien que sabe que todo eso es falso es el gobernador y la ministra (de Desarrollo Social de la Provincia) Figueroa. Los únicos que todavía creen eso son mis paisanos porque sus dirigentes les mienten como le mienten muchos criollos", asegura como si desde la capital pudiese purgar todas las acusaciones que hacen pesar sobre él los vecinos de la comuna que gobierna.

La discriminación

Para Nerón "todo se inicia por el hecho de que muchos hermanos criollos no soportan que un indio, un mataco pata pila, como ellos le dicen al wichi, sea intendente de este pueblo. Por eso andan detrás de todos estos movimientos y muchos hermanos originarios creen lo que estos criollos y otros dirigentes les dicen. Yo ya no puedo seguirles explicando porque yo los reúno, les digo las cosas y después los criollos o algunos caciques están todo el día llenándoles la cabeza de cosas malas. Yo digo malas porque la mentira es mala y que difamen a otro hermano tratándolo de ladrón también es malo".

"Pero lo peor es que con todos estos problemas los únicos que nos perjudicamos somos nosotros los originarios, los que reclaman por comida, por agua. Si seguimos divididos como sucede hace tantos años, nunca vamos a tener soluciones y el aborigen del Chaco salteño va a seguir siendo el más pobre de la Argentina", dice sin considerar que justamente son los wichis que lo votaron con profunda fe en un cambio, los que hoy repudian su gestión al considerar que Nerón los ignora en sus necesidades más básicas.

Nerón dijo que "Lucinda Moreno, una señora criolla, es la que más les llena la cabeza a mis hermanos y está al frente de las protestas; ella fue candidata a intendente y perdió, yo conseguí más votos porque seguro me votaron paisanos, pero también muchos criollos. Hay mucha gente que estuvo 12 años en la Municipalidad con la gestión del exintendente (Moisés) Balderrama que son los que más agitan. Ellos son los que reclaman agua para las comunidades y comida. Y yo les pregunto cómo en 12 años no pudieron darle solución al tema. Yo llevo medio año y ya se comenzó a perforar el tercer pozo de agua en el Chaco. Falta mucho para que la gente de todas las comunidades solucionen el problema del agua que es histórico, pero estamos haciendo lo que no se hizo en 24 años de gobierno de criollos".

Con relación al reclamo de los tickets de alimentos Nerón asegura que "eso que reclaman los caciques es para hacerles dar bronca contra mí, pero la realidad es que la Provincia ya no manda más tickets porque eso se reemplazó por las tarjetas alimentarias. Los tickets eran de 300, 400 y 500 pesos, pero las tarjetas son todas de más de 2 mil pesos; por eso algunas de las 1.000 familias que reciben el beneficio cobran hasta 4 mil pesos. Pero ellos están cerrados en que quieren tickets y ya no se reparten".

Otro de los reclamos que expresan los caciques que dirigen la protesta en Santa Victoria Este es el supuesto pago que el municipio le adeuda a la viuda del exfuncionario Pedro Lozano, quien meses atrás falleció. "A esa señora le han hecho creer que la Municipalidad le tiene que pagar 7 millones de pesos y eso es falso. Cuando murió Pedro por más que él estaba en contra mía, fui a su comunidad y le expliqué a su señora que yo podía tomar a dos miembros de su familia como contención y darle a ella como ayuda mensual y mientras yo sea intendente $15.000. Ella aceptó, pero después me dijo que no quería eso porque a Pedro le debía muchos millones. No existe esa deuda con la viuda de Pedro Lozano y uno de los muchachos que es sobrino aceptó trabajar en la Municipalidad. Pero los otros siguen reclamando".

Durante la toma de la Municipalidad que comenzó el lunes y terminó el viernes con una represión policial, los wichis reclamaban que Nerón pusiera al hijo de Lozano en el puesto que ocupaba su padre. Pero el intendente, apenas falleció Pedro, habría colocado ahí a su cuñado Osvaldo Menéndez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...