Se negó a declarar el acusado del crimen de la joven Di Marzo

En el Salón de Grandes Juicios comenzó hoy la audiencia de debate seguida contra José Gustavo Gareca, imputado por el delito de homicidio agravado por mediar violencia de género en perjuicio de Mirna Antonella Eva Di Marzo.

El hecho ocurrió el 21 de octubre de 2018, en la localidad de General Güemes.

Durante la primera jornada se llevó a cabo la lectura del requerimiento fiscal de elevación a juicio y comenzó la recepción de las declaraciones testimoniales por videoconferencia. Se utiliza este sistema en cumplimiento de las medidas de bioseguridad dispuestas a raíz de la situación de pandemia y debido a que la mayoría de los testigos residen en General Güemes.

El imputado ratificó sus datos personales e indicó que posee tres condenas previas (por abuso sexual, homicidio calificado criminis causa en grado de tentativa y lesiones leves). Dijo que cumplió una pena unificada de 18 años y nueve meses de prisión y que quedó en libertad en marzo de 2018.

Gareca se abstuvo de declarar durante el primer día del juicio y anticipó que lo hará en el transcurso del debate.

Entre los testigos citados para hoy estuvieron Cristina Salas, madre de la víctima; Keyla Molina, amiga de Di Marzo; y Esther Terrazas, empleada del boliche bailable donde la víctima se habría encontrado con el imputado la noche del hecho.

Conectada con la sala de juicio a través de videoconferencia desde la Fiscalía de general Güemes, la madre de Antonella Di Marzo contó que se enteró de lo que le había pasado a su hija a las 7 de la mañana del 21 de octubre. Dijo que dos chicas fueron a su casa y le contaron que a Mirna la habían encontrado tirada en la calle, inconsciente, cerca del boliche bailable al cual había concurrido esa madrugada. “Cuando me avisaron mi hija ya estaba en el hospital. Fui hasta ahí pero nunca pude hablar con ella porque estaba inconsciente, en estado vegetativo. Tenía la cabeza muy golpeada. Los médicos me dijeron que estaba en ese estado porque había permanecido mucho tiempo tirada en la calle y le había faltado oxígeno al cerebro”, detalló.

La testigo refirió que Mirna estaba estudiando, terminando la secundaria. “Era una chica alegre, buena hija. Tenía sus cosas porque era trans y me la discriminaban. Yo quiero que se haga justicia porque mi hija se lo merece. Me la dejaron tirada a la buena de dios”, expresó la madre de la damnificada.

Acerca del imputado, la mujer señaló que no lo conoce y que se enteró por comentarios que él había sido el autor del hecho.

La audiencia se desarrollará hasta el 12 de agosto. Está a cargo del juez Roberto Faustino Lezcano, d ela Sala iV del Tribunal de Jucio. Por el Ministerio Público interviene el fiscal de la UGAP 3, Ramiro Ramos Ossorio. La defensa del imputado está en manos de Walter Clark. En representación de la familia de la víctima, como querellante, se desempeña José Lazarte.

El homicidio de Di Marzo ocurrió la madrugada del 21 de octubre de 2018, en la localidad de General Güemes. La mujer trans fue encontrada inconsciente en la vía pública por personal policial que circulaba en una patrulla. Estaba visiblemente golpeada y semidesnuda. Recibió asistencia y fue trasladada al hospital, donde permaneció internada hasta el 27 de enero de 2019, fecha de su deceso.

A partir del análisis de cámaras de seguridad y del testimonio de algunos vecinos se logró identificar a José Gustavo Gareca como el presunto autor del hecho.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...