Salta tiene más de 330 camas  en salas de terapia intensiva

El ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia, Ricardo Villada, se refirió ayer a la disponibilidad de camas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) para pedir a los salteños cuidar los protocolos y "tener la guardia alta" ante la pandemia de coronavirus. En la provincia suman 336 las plazas disponibles para pacientes que necesitan cuidados intensivos.

"Hoy por hoy no tenemos una gran utilización de camas de terapias intensiva por parte de enfermos sintomáticos del COVID-19", afirmó el funcionario.

Especialistas indican que, hasta el momento, el 80 por ciento de los pacientes con diagnóstico confirmado de COVID-19 son asintomáticos u oligosintomáticos, es decir que cursan el virus con alguno de los síntomas del virus.

"Del 20 por ciento restante, que son los sintomáticos, solo el 5 por ciento necesita terapia. Entonces, de cada 100 personas, cinco necesitarán terapia. De esos pacientes, la mitad necesitará un respirador. De los dos pacientes que necesitarán respirador, la mortalidad es del 50 por ciento", explicó Marcelo Nallar, gerente del hospital Arturo Oñativia.

En las UTI de los diferentes centros sanitarios públicos hay 106 camas disponibles, mientras que en el sector privado hay más del doble: 230.

"El 50 por ciento de la población tiene obra social, algún tipo de cobertura", señaló Nallar. Entre el sector público y privado, entonces, suman un total de 336 camas para el servicio de cuidados intensivos.

Ocupación

Nallar indicó que la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Arturo Oñativia cuenta con 12 camas, y que la ocupación suele rondar en el 80 por ciento.

"En la Clínica del Carmen estaba en el 50 por ciento y el sanatorio de Los Altos estaba en el 70 por ciento", señaló el médico.

"Lo importante es el número de terapias libres. Ahí se mide cómo está la situación", indicó Nallar.

Consultados por este medio, desde el Ministerio de Salud Pública no ofrecieron información sobre las cifras e indicaron que "son datos dinámicos".

En la UTI pediátrica del sistema sanitario público hay 20 camas y en el privado, 27.

Para la atención en general, en tanto, hay 2.612 camas disponibles en toda la provincia. Al sector público pertenecen 1.595 y 1.017 se encuentran en centros privados.

Para la demanda específica de la pandemia se acondicionaron espacios por fuera del sistema sanitario común. El Centro de Convenciones, frente a la rotonda de Limache, dispone de 140 camas. El Polideportivo de Tartagal, 200 y la escuela que está al lado del hospital Papa Francisco tiene 48, de las cuales 5 están ocupadas actualmente. Estos centros agregan al sistema sanitario un total 388 camas.

“Debemos estar todos comprometidos”

La ministra de Salud Pública, Josefina Medrano, recibió al nuevo presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de Salta (Aclisasa), Mariano Abdo, junto a otros directivos.
“Queríamos presentarnos a la ministra y compartir algunas inquietudes de la Asociación que están relacionadas con el crecimiento y el desarrollo del sector privado que trabaja en la atención de la salud”, expresó Abdo, quien estuvo acompañado por Sebastián Furci y Mariano Gutiérrez, secretario y tesorero, respectivamente.
Medrano deseó éxito en la gestión al nuevo presidente de Aclisasa y manifestó que “en el cuidado de la salud debemos estar todos comprometidos”. También destacó el trabajo que se viene haciendo en la provincia entre ambos sectores para dar respuesta a la pandemia.
Forman Aclisasa nueve establecimientos de salud privados, siete de los cuales están en la capital y dos en el interior. La institución funciona como una red de prestadores de salud que brinda servicios médico-asistenciales con recursos propios.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...