El comercio  del interior  resiste el  aislamiento

Tanto en Gemes como en Tartagal hubo caravanas de comerciantes el mismo domingo, día en que se anunció la vuelta a fase 1 en siete departamentos de la provincia, los más comprometidos por la pandemia.

Y ayer eso se vio reflejado en algunos incidentes registrados en Gemes, donde la policía se tuvo que hacer presente para que los propietarios vuelvan a bajar las persianas.

En Tartagal, en tanto, el exsecretario de la Producción del municipio y expresidente del Centro de Empresarios, Dante Galeano, expresó: "Estamos acompañando este proceso, buscando una reconsideración, cumpliendo los protocolos sanitarios para que se generalice la actividad económica porque hay gente que no puede más".

Galeano precisó que si bien es propietario de una farmacia, uno de los rubros exceptuados, "soy propietario de un hotel, de un restaurante y de una agencia de turismo. Y si bien tengo una farmacia que trabaja, no quita el espíritu de solidaridad y empatía para con mis pares y para con todos aquellos que representé desde el Centro de Empresarios".

El exfuncionario municipal se mostró a favor de "conformar una mesa de diálogo con las autoridades locales. El Gobierno nacional en las últimas medidas ha federalizado la decisión más allá de algunas recomendaciones generales para que la gente, cumpliendo estrictamente los protocolos, pueda empezar a moverse, a trabajar y hacerse de los recursos necesarios. Hay gente que está en una situación terminal, no queremos romper la cuarentena ni las medidas de precaución. Pero tampoco vemos un mismo tratamiento en todas las localidades de la provincia", manifestó el empresario norteño a la vez que dio como ejemplo que "en Salta capital (actualmente) hay una situación de crisis como la que nosotros tuvimos y los restaurantes están pudiendo recibir clientes y acá están obligados a cerrar", ejemplificó.

La informalidad y la formalidad

Galeano puntualizó que "con todas las obligaciones del comercio formal que no pudo seguir trabajando, se ha visto un gran crecimiento de la actividad informal que vende lo mismo que quien tiene que pagar impuestos y cumplir con los empleados. Las ayudas -agregó- han llegado a algunos, no a todos, y no son suficientes. Son paliativos porque lo único que solucionaría el tema es volver a trabajar".

Finalmente Galeano remarcó que "el decreto presidencial federaliza decisiones, más allá de recomendaciones generales, y creo que es momento de abrir una instancia de diálogo que se viene reclamando desde el sector privado porque necesita participar y ser escuchado. Hasta hoy se tuvo un sesgo sanitarista y hemos acompañado callados. Tuvimos una reunión por zoom planteando la situación de los gastronómicos pero al enterarse que se continuaría hasta octubre pidieron plantear su situación", dijo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...