Netanyahu, acusado de llevar maletas de ropa sucia para lavar gratis en la Casa Blanca

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, lleva desde hace varios años valijas con ropa socia a cada una de sus visitas a la Casa Blanca para beneficiarse del servicio gratuito de lavandería que ofrece la sede presidencial a los jefes de Estado y de Gobierno, según reveló hoy el diario The Washington Post.

El premier "desarrolló una reputación entre el personal de la residencia de invitados por llevar un cargamento especial en sus viajes a Washington: bolsas y maletas llenas de ropa sucia", dice el artículo que cita a altos cargos del complejo presidencial.

"Después de varios viajes, quedó claro que se hacía intencionalmente", contó un empleado de la residencia que habló bajo condición de anonimato en la nota periodística reproducida por la agencia de noticias EFE.

 

La Embajada de Israel en Washington publicó un comunicado en el que subrayó que la acusación es un intento de ensombrecer los acuerdos de normalización de relaciones firmados por el Gobierno israelí con Bahréin y Emiratos Árabes Unidos (EAU) la semana pasada en la Casa Blanca.

 

La sede diplomática afirmó que en esa última visita Netanyahu solo entregó para lavar "dos camisas y un pijama, y para planchar su traje y el vestido de su esposa", lo que fue confirmado por las fuentes citadas por The Washington Post, que aclararon que el uso excesivo sí se concretó en viajes pasados.

En 2016 el primer ministro denunció a su propia oficina y al fiscal general del Estado para impedir que se hicieran públicos sus gastos en tintorería y lavandería, y lo consiguió.

Dos años más tarde, el noticiero de la cadena Hadashot difundió la transcripción de unas conversaciones de Nir Hefetz -exconsejero de Netanyahu que luego se convirtió en testigo de la Fiscalía en varios casos de corrupción contra él- con la asesora legal de su oficina, Shlomit Barnea-Farago, en las que esta se quejaba de las numerosas demandas de la esposa del primer ministro, Sara Netanyahu, para que el Estado se hiciera cargo de gastos personales.

En las conversaciones, acusan a Netanyahu y su esposa de los gastos excesivos en los viajes oficiales, por motivos tan extravagantes como llevarse cuatro, cinco y hasta ocho "maletas llenas de ropa sucia".

Este nuevo golpe a la imagen del apodado Bibi, de la mano de The Washington Post, le llega en un mal momento, enjuiciado por corrupción en tres casos distintos, con el país en confinamiento por la segunda ola del coronavirus -que se endurecerá mañana tras convertirse en uno de los países de más alta morbilidad del mundo- y con protestas en la calle pidiendo su dimisión cada sábado.

Fuentes: Télam / El Mundo

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...