Detienen a un hombre por realizar dos fiestas clandestinas 

Un hombre de 30 años fue detenido ayer, luego de que el Juzgado de Garantías 3 hiciera lugar al pedido de allanamiento, secuestro y detención requerido por el fiscal penal 6, Juan Marcos Ezequiel Molinati, para un domicilio ubicado en barrio Siglo XXI, donde se realizaron fiestas clandestinas con aglomeración de personas, lo que implicó una violación a las medidas sanitarias dispuestas por la autoridad competente en el marco de la pandemia COVID-19. El detenido será imputado en las próximas horas, acusado del delito de violación a las medidas sanitarias.

El pedido del fiscal penal Juan Marcos Ezequiel Molinati fue realizado con el objetivo de llevar a cabo la detención del denunciado y el registro del inmueble para el secuestro de distintos elementos de interés para la causa, tales como equipos de sonido, luces y reproducción de música; bebidas alcohólicas y todo elemento que haya podido ser utilizado para la realización de las fiestas.

El pasado sábado 19 de septiembre, personal policial tomó conocimiento sobre una fiesta clandestina, con gran cantidad de gente, música y bebidas. A raíz del hecho fueron infraccionadas 29 personas.

Pese a la actuación policial, en el mismo domicilio se llevó a cabo otra fiesta clandestina el martes 22 de septiembre, lo que motivó nuevas denuncias vecinales y otra actuación policial, que permitió constatar una nueva violación a las medidas de prevención adoptadas por el Gobierno en el marco de la pandemia.

En sus fundamentos, el fiscal penal Molinati sostuvo que la reiteración delictiva denotó un mayor desprecio por la norma penal y, en especial, por las medidas sanitarias dispuestas por la autoridad competente.

Sobre la posibilidad de valorar los antecedentes del imputado para disponer una medida de coerción personal, sostuvo que debe tenerse presente que “el Estado tiene derecho a procurar seguridad frente a individuos que reinciden persistentemente en la comisión de delitos; a fin de cuentas, la custodia de seguridad es una institución jurídica”.

Más aún, los ciudadanos “tienen el derecho a exigir que el Estado tome las medidas adecuadas; es decir, tienen un derecho a la seguridad”.

El fin de semana pasado efectivos de las 6 unidades regionales intensificaron los patrullajes en distintos sectores de la provincia. Se realizaron controles en puntos estratégicos y supervisaron locales comerciales y gastronómicos, entre otras acciones.

En ese contexto, se labraron más de 350 actas de infracción por distintos incumplimientos. En su mayoría a personas por no usar tapaboca, por circular fuera del horario permitido y por realizar reuniones sociales que no están permitidas. También infraccionaron a 7 comercios en Joaquín V. González y en Tartagal, y se realizaron clausuras preventivas a 3 locales en Capital.

Desde esta semana, en que siete departamentos ingresaron a la fase de aislamiento, el Ministerio de Seguridad, por medio de la Policía de Salta, puso en marcha el operativo de seguridad sanitaria diagramado para controlar la debida circulación vehicular y peatonal.

En la ciudad de Salta la Policía trabaja con dos anillos de seguridad en el micro y macrocentro, además de 14 puestos fijos de control instalados en distintos sectores.

Quienes circulen deben contar con el permiso provincial y documentación respaldatoria. La habilitación es para quienes prestan servicios considerados esenciales y /o realizan alguna de las actividades exceptuadas por disposición del Comité Operativo de Emergencia de la Provincia.

El operativo preventivo de seguridad fue diagramado por el Centro de Coordinación Operativa y está cargo de los distintos jefes de sectores que brindan cobertura en de las diferentes jurisdicciones de la ciudad. Con la misma modalidad de supervisión la Policía realiza controles en todos los departamentos en los que rige el ASPO.

Ayer, el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, y el secretario de Seguridad, Benjamín Cruz, entregaron a la jefa y subjefe de Policía, Norma Morales y Gabriel Gallardo, partidas de artículos de protección personal a fin de resguardar la salud de los policías que brindan cobertura en las distintas localidades de la provincia.

Pulleiro destacó que la próxima semana está prevista la distribución también de máscaras protectoras y equipos complementarios para intensificar las medidas preventivas ante la pandemia de COVID-19.

Esta semana se había anunciado la adquisición de las nuevas partidas en una reunión mantenida con policías retirados.

La semana pasada se distribuyeron elementos de bioseguridad y artículos de desinfección en las distintas dependencias de las unidades regionales 2 y 4 en Orán y Tartagal. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...