Hallaron una yegua moribunda en una cancha de General Güemes

La problemática generada por los propietarios de caballos, que por no contar con un lugar apropiado para su crianza los dejan atados en un árbol de vereda, en la reja de una ventana o en un poste de algún baldío, aun sigue vigente a pesar de las campañas de concientización que se llevaron a cabo en varias oportunidades.

Son muchas las personas que no cuentan con un campo a donde puedan hacer descansar, correr y alimentar a los caballos que son de su propiedad. Esto los lleva a que los deban dejar atados en algún lugar cercano a sus viviendas, pero sin las condiciones requeridas para que el animal no sufra. "Cuando estuve al frente de la Dirección de Control y Bromatología de la ciudad de General Güemes (2015 21019), participamos en varios rescates de animales que estaban sufriendo de un cierto maltrato, tomando como una acción de maltrato al hecho de dejarlos atados expuestos al sol o al frío a veces durante todo el día, el deterioro del animal era notable, por lo que llegamos al extremo de quitarle la posesión a quien era su dueño", dijo el veterinario Sergio Copa respecto de los recurrentes casos.

"Por otro lado, están los que los dejan sueltos en terrenos cercanos a la ruta, para que puedan moverse y comer libremente, pero esa libertad los convierte en un verdadero riesgo para los automovilistas. Fueron muchos los accidentes por culpa de un caballo que se subió a la ruta, provocando un choque con un resultado fatal para el animal", agregó el profesional, actual intendente de El Bordo.

Esta lamentable situación aún es visible en ciertos lugares de la ciudad. Y en la jornada del lunes, una yegua de color blanca que se encontraba atada a un poste en los terrenos conocidos como de La Doma, amaneció tirada en el suelo sin poder incorporase, estuvo mucho tiempo en ese estado, recién por la tarde el propietario, quien la consideraba ya muerta, solicitó la colaboración de la Municipalidad.

Una veterinaria se acercó para brindarle asistencia médica y una vez tratada, no dejó muchas esperanzas de su posible supervivencia "A este animal le faltó comida y agua", dijo.

Excusas del propietario del animal

Según el propietario de la yegua, quien además es el dueño de un potrillo también atado cerca de su madre, hay gastos que él no estaba en condiciones de afrontar y esto llevó al debilitamiento del animal. Pero no es el único que posee caballos y que hace uso del predio para guardarlos. Al menos otros cuatro animales estaban atados en postes cercanos.

“Por lo que puedo ver a simple vista todos están en una situación de desnutrición. En ese terreno no tienen alimento, está muy descubierto, los expone al frío y al calor”, enfatizó la veterinaria. “Es fundamental encontrar una solución”, concluyó.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...