Se drogó, le puso un arma en la cabeza y le pidió que vuelva

Una joven mujer fue asistida por diversos vecinos de un barrio de La Banda, en Santiago del Estero, luego que se arrojara de un automóvil en movimiento, donde estaba siendo amedrentada con un revólver sobre la sien por su exnovio, con quien había roto relaciones hacía tres años. El sujeto, al ver que la joven decididamente abandonaba su automóvil y caía sobre la calle, aceleró su vehículo dándose de inmediato a la fuga. Sin embargo, su ex lo denunció apenas llegó el 911 y fue detenido una hora después y puesto a disposición de la Justicia. Fue una verdadera odisea la que vivió la mujer ayer en la madrugada: se arrojó del automóvil en marcha para evitar que su expareja -con quien no tenía contacto desde hacía tres años- le disparara en la cabeza tras amenazarla.

El brutal hecho sucedió en la ciudad de La Banda e intervino la comisaría 15. Comenzó cerca de las 23, cuando la joven -de 21 años, residente en el barrio Borges- pactó un encuentro con su exnovio.

Según contó la joven, el sujeto, Guillermo, (39), también residente en la zona norte de la ciudad Capital, fue a buscarla en un automóvil afectado a una empresa de remises de La Banda.

Un paseo

Allí, de común acuerdo, dieron un paseo por la ciudad Capital y cerca de la 1 el sujeto le pidió que lo acompañara hasta inmediaciones de una estación de servicios ubicada sobre la costanera, en cercanías al Puente Carretero.

Allí la mujer advirtió que su expareja había comprado más bebidas alcohólicas y estaba consumiendo cocaína, por lo que ella descendió del rodado para regresar a su casa. Pero allí comenzó su calvario.

El acusado al ver que ella quería retirarse, sacó de la guantera del auto un revólver con el que le apuntó en la cabeza y la obligó a subir nuevamente. Con la víctima sentada a su lado, el sujeto continuó el "paseo", pero esta vez por La Banda.

La joven mujer expresó que mientras conducía, el sujeto le apoyaba el arma en el pecho. Le exigía que retomara la relación de noviazgo que tenían, caso contrario la mataría.

Cuando se encontraban en inmediaciones de calles Garay al 2.100 notó que había varias personas en la vereda de una casa. Entonces, ella comenzó a gritar pidiendo ayuda, y casi en simultáneo abrió la puerta y se arrojó al suelo.

Fue asistida de inmediato por los vecinos, mientras que el agresor se dio a la fuga.

Los uniformados tomaron declaración testimonial a las personas que la asistieron. Todas coincidieron en su relato.

Personal de la Comisaría 15 trasladó a la víctima a la Seccional Segunda para que radicara la denuncia, ya que en esa jurisdicción había comenzado el grave hecho.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...