“En el crimen de Jimena Salas hubo muchísima logística”

Es uno de los homicidios más sanguinarios en la historia criminal de Salta. Ocurrió el 27 de enero de 2017 en una casa del barrio San Nicolás, en Vaqueros. Según la autopsia, Jimena Salas, de 44 años, madre de dos niñas, recibió 40 puñaladas, varias en el cuello y tórax. Para consumar el hecho utilizaron dos armas blancas.

El cuerpo de la víctima yacía en la cocina-comedor cuando lo encontraron. Según investigaciones, uno de los imputados, Sergio Horacio Vargas, se habría encargado de marcar el domicilio, ubicado en la calle Las Virginias, y hacer de “campana” mientras recorría la zona y preguntaba por una señora que tenía dos hijas a quien le quería ofrecer unas sandalias. Una segunda persona tenía en su poder un perro caniche toy, que supuestamente se había perdido, y buscaba alguien que ayudara a encontrar a su dueño.

Para los fiscales, ambas acciones fueron parte de una estrategia, con gran logística, en pos de perpetrar el crimen. Además de Vargas, con prisión preventiva, también fue imputado Nicolás Cajal Gauffin, esposo de Jimena Salas y quien para los investigadores Ana Inés Salinas Odorisio y Gustavo Torres Rubelt encubrió el hecho. El imputado fue quien halló el cuerpo de Jimena Salas.

En marzo de 2020 los fiscales requirieron juicio oral y público en contra de Vargas, en calidad de partícipe secundario, del delito de homicidio triplemente calificado por ser cometido con alevosía y ensañamiento y por precio de o promesa remuneratoria y en perjuicio de Jimena Salas; y en contra de Nicolás Federico Cajal Gauffin, como autor responsable del delito de encubrimiento agravado, en perjuicio de la administración de justicia, perpetrada en orden a evitar dar cuenta acerca del origen o naturaleza de bienes espurios que estaban en su poder y que fueran sustraídos por los autores del homicidio en ocasión de ejecutar el hecho principal.

En octubre del año pasado, la jueza interina de Garantías 5, María Edith Rodríguez, resolvió elevar a juicio la causa.

En 10 días se cumplirán cuatro años del asesinato y sigue latente el interrogante: ¿quién mató a Jimena Salas? En diálogo con El Tribuno, la fiscal Ana Inés Salinas Odorisio dio detalles de la investigación y de las principales hipótesis.

¿Considera que hay pruebas concluyentes sobre la responsabilidad del marido de Jimena Salas, acusado de encubrimiento agravado, y también de Sergio Vargas, acusado del homicidio?

Creemos que hay elementos suficientes de convicción. Por ese motivo se hizo el requerimiento a juicio. El Código Procesal nos exige para emitir el dictamen de requerimiento a juicio que hayan elementos de convicción suficientes. De lo contrario no lo podríamos hacer.

¿Cuando será el juicio? 

La Sala VII del Tribunal de Juicio lo fijó para el mes de junio de 2021. 

¿Qué opina sobre la primera etapa de la investigación, que estuvo a cargo de dos fiscales que Abel Cornejo desplazó?

El doctor Torres Rubelt y yo nos hicimos cargo de esta investigación en julio de 2019. Ya había transcurrido bastante tiempo desde ocurrido el hecho y en ese momento se marcaron algunas deficiencias en la investigación que fueron oportunamente repetidas al procurador general. Ese paso del tiempo por supuesto que fue negativo para la resolución del caso. Quizás en un primer momento, a pesar de algunas cosas que uno puede ver a la distancia cómo se podrían haber hecho de otra manera, se trabajó intensamente y ya cuando asumimos la causa estaba un poco inactiva ya la investigación. 

¿Cree que puede haber justicia después de tanto tiempo en que la causa parece no haber tenido un rumbo claro?

Nosotros seguimos adelante intensamente con la investigación. Haber requerido juicio contra el señor Cajal y el señor Vargas no significa que la causa este resuelta en cuanto a sus autores materiales y a todos los que puedan estar involucrados en el hecho. Seguimos trabajando incansablemente para la resolución de esta causa. Hay un equipo que de manera permanente sigue en la labor. Por supuesto que el paso del tiempo nos va llevando a definir la investigación por el cotejo positivo de el ADN dejado por los autores del hecho en el lugar. En ese sentido se esta trabajando con la Unidad Especial de Investigaciones del Ministerio Público de manera sostenida, permanente y con un plan de trabajo definido. No solo es un objetivo propio de Ministerio Público Fiscal y de nosotros como fiscales resolver este caso sino también que es uno de los objetivos que tiene el procurador y en ese sentido recibimos todo el apoyo de la Procuración en todo lo que es la logística, gastos y todo lo que implica continuar intensamente con esta investigación más allá de la ocurrencia permanente de nuevos casos y hechos para investigar.

¿Cuales son sus hipótesis sobre como y por qué asesinaron a Jimena Salas?

Nosotros tenemos una hipótesis bastante clara que es que ingresaron a buscar dinero o sustancias estupefacientes que había en un lugar muy determinado de la casa. La evidencia científica nos lleva a determinar eso con certeza. Lo que no podemos determinar es si se trató, digamos, de un hecho por encargo en el sentido de que puedan haber buscado su recompensa en ese lugar o si la intención fue la de sustraer esos elementos, tanto dinero como sustancias, y en ese contexto que se haya producido el homicidio de Jimena Salas, pero la hipótesis de la que no hay dudas es que entraron sabiendo que en un lugar específico de la casa existía dinero, divisas y/o sustancias estupefacientes. 

¿Qué opina sobre la saña con que fue perpetrado el crimen? La víctima tenía 40 puñaladas.

Tantas heridas no es tan extraño ver. Nosotros tenemos hechos que tienen características similares.

¿Para el móvil de robo o sustracción?

Claro, pero lo que pasa es que nosotros tenemos hechos que tienen características similares en este sentido y esta saña muchas veces tiene que ver con la actitud de defensa de la víctima. Esa puede ser una explicación. 

¿Quedó claro en algún momento si sus hijas, que en aquel entonces tenían tres años, presenciaron el crimen de su madre?

Sin lugar a dudas las niñitas de tres años presenciaron la muerte de su madre, primero, por el esbozo de la declaración de una de ellas en Cámara Gesell y segundo por la evidencia científica que nos demuestra que ellas fueron resguardadas en un sector del domicilio, específicamente en un baño, luego de haberse producido el homicidio.

¿Qué lograron reconstruir sobre cómo fueron los últimos días de Jimena Salas?

Se trabajó muchísimo sobre todo lo que se relaciona a los momentos previos y posteriores del homicidio a fin de dar con los autores del hecho, porque fue realizado con muchísima logística: más de dos o tres personas, más de dos vehículos, y bueno en ese contexto no se descarta la utilización de tecnología como teléfonos celulares y demás. 
En este sentido la investigación se divide, de manera sostenida y organizada, en tres grandes bloques. 

¿Cuáles son esos tres bloques?

El trabajo de campo, el trabajo de genética y el trabajo de telefonía. En el trabajo de campo tenemos tomadas más de 200 declaraciones testimoniales, lo que es muchísimo. Normalmente una causa muy compleja puede tener 40 o 50 declaraciones. 
Tenemos casi 300 indicios que fueron profundizados y levantados del lugar y bueno, todo el trabajo de telefonía y genética se vuelca en el trabajo de campo donde se identificaron más de 300 personas a raíz de parentescos que surgen de los estudios genéticos. Específicamente se realizaron más de 150 hisopados a fin de dar con la persona que coincida con el ADN. 

¿Cuántos ADN se hallaron en la escena del crimen?

Dos ADN masculinos fueron los hallados en la escena del crimen. 

¿Cuáles son las acciones específicas que se llevan adelante en estos bloques?

Se trata de genética y telefonía relacionada con el trabajo de campo. Entonces nosotros hisopamos, hacemos estudios de parentesco y sale la gente de campo a identificar todos los arboles genealógicos de cada familia que resulta interesante y traemos al genetista que nos dice que es importante a hisopar y declarar, y ver qué relación hay. Y lo mismo con telefonía. Se arman grupos de comunicaciones que hayan impactado en ese momento, ese día y se identifica: “Este llamó de aquí, este llamó de acá y por qué llamo”. Entonces la gente de campo va y hace un trabajo: “¿Señora usted estuvo ese día? ¿Por qué llamo? Ah, no, yo tengo un negocio llamé a mi proveedor, entonces como que vamos descartando... 
Es de hormiga el trabajo, muy minucioso. 

¿La investigación demanda mucho dinero?

Demanda muchísimo dinero, recursos humanos, económicos. Para que tengan una idea, cada hisopado sale entre 150 y 300 dólares.
Se hicieron 3.000 cotejos genéticos con todo el banco de datos existente acá en la Provincia de Salta, uno por uno con los dos perfiles genéticos que tenemos en la causa, además buscando también parentesco que es ya una cuestión muy específica y que demanda mucho tiempo por parte de los genetistas y se libraron oficios a todas las provincias para que realicen también este cotejo con sus bancos genéticos. La verdad es que no todas las provincias tienen un buen número o bancos de datos que tengan números interesantes pero no descartamos esa posibilidad que a medida que se vayan sumando en cada provincia datos, esto pueda en algún momento darnos algún impacto importante y el trabajo de telefonía es absolutamente complejo. Se trabaja con un récord de llamadas de toda la provincia y específicamente de la zona. También se tomaron puntos geográficos para determinar la coincidencia de llamadas con los días tanto 23 como 27 que son los días relevantes para la investigación, sobre una base de 800.000 comunicaciones adonde se identifica el autor de cada comunicación y el motivo de las comunicaciones tanto con Claro, Movistar y Personal, tanto llamadas, mensajes de texto como el uso de datos.
Esto implica un trabajo que se esta realizando de manera organizada, permanente y no cesa en este sentido porque son comunicaciones que requieren de un trabajo minucioso. Como consecuencia de eso tenemos el récord con 800.000 llamadas, 500.000 consultas de líneas telefónicas, 200 oficios judiciales y 300.000 comunicaciones que puedan haber resultado relevantes para el momento y todavía nos queda tanto de genética y de telefonía el análisis de muchísimas situaciones. 
En genética podemos tomar como patrón, por ejemplo, la población carcelaria o la comunidad de Vaqueros o puntos geográficos de Salta que puedan resultar interesantes y a partir de ahí trabajar desde el punto de vista de genética y de telefonía. 

¿Hubo una versión de que Jimena asistía a un taller de literatura y había conocido gente nueva? 

Ella integraba un taller literario. Absolutamente todos los integrantes del taller fueron profundizados en esta investigación, fueron hisopados... unas 13 personas. Hasta fueron estudiados sus trabajos literarios y prácticamente esa línea la tenemos todavía en estudio pero más descartada que otras. 

¿La hipótesis del robo o sustracción está relacionada a la del hombre que tocó el timbre para mostrarle un perrito perdido y cuya foto apareció en el celular de la víctima?

Totalmente. Exacto, es una persona que buscamos, el rostro, porque el resto del cuerpo lo tenemos y es seguramente uno de los involucrados en este hecho. Ese fue el modus operandi de esta banda. Fue con esta persona que se acerca a su domicilio y la engaña con este perrito. No hay dudas sobre eso.

¿En algún momento se siguió la línea investigativa de si ella tenía conocimiento de otros crímenes o no, o si manejaba ciertos datos? 

Se estudió la vida de Jimena desde todos los puntos que pudimos hacerlo. Desde sus amistades, su pasado, su presente, sus relaciones laborales, sus relaciones anteriores y en ese sentido no se evidencia que ella pueda haber estado involucrada o en conocimiento de algunas situaciones que hagan ver su vida amenazada. No vimos eso desde ningún punto. Ahora si, sabemos que ingresaron a buscar elementos de origen dudoso. Por eso nunca fue esta situación puesta en conocimiento por su pareja en ese momento. Si ella sabía o no de la existencia de estos elementos, no lo sabemos. 

¿Cuál fue el rol del esposo, según la acusación?

Él esta acusado por el encubrimiento de un homicidio. La figura del encubrimiento tiene muchas modalidades. En este sentido nosotros específicamente no hacemos un estudio de su pasado para acusarlo de ninguna manera. Solo en la medida en que puedan surgir elementos interesantes para la causa. Lo que a él se le reprocha es la alteración de la escena del hecho de manera muy evidente y luego el haber ocultado un dato tan importante para la investigación como es la sustracción de dinero o de sustancias que el mantenía en su poder, por motivos que desconocemos, pero las ocultó porque tenemos la certeza de que existían. Eso y otros detalles más son los que encuadran la conducta de él en la figura del encubrimiento. 

¿Que condena podría corresponderle?

Tiene una pena mínima de tres años.

¿Y en el caso de Vargas? 

El señor Vargas está acusado como partícipe secundario en lo que normalmente se conoce como “campana”. Es decir, que de alguna manera él tuvo una actividad fuera de la escena específica del hecho para asegurar el resultado de los que estaban actuando en ese momento.

¿Qué pena podría recibir?

Eso tiene un mínimo de 10 años. 

¿Desea realizar algún otro aporte sobre cómo llevan adelante la investigación?

Es un propósito de los dos fiscales que estamos al frente de esta investigación y del procurador general lograr el esclarecimiento de este hecho y en ese sentido tenemos recursos humanos especializados y muy profesionales que nos aporta Investigaciones del CIF, que trabajan de manera permanente, sostenida y muy profesional, reitero, desde Telefonía, Genética y Campo. Las tres partes de manera coordinada y con un plan de trabajo definido en este sentido que no lo vamos a agotar hasta que no tengamos ya nada por hacer y siempre con la esperanza de resolver y de saber qué le paso y quienes mataron a Jimena Salas. No solo porque la sociedad de Salta necesita saberlo sino por esas dos pequeñas niñas que el día que crezcan merecen saber qué le pasó a su mamá y qué responsabilidad tuvo cada una de las personas que hasta ahora están imputadas y las que todavía nos quedan por encontrar.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...