¿Cómo son los vehículos secuestrados a Méndez?

El sueño americano es la gran ambición en Estados Unidos. Se trata del ideal que garantiza la oportunidad de prosperar y tener éxito para lograr una movilidad social ascendente en la gran potencia mundial.
Enorme será la decepción de quienes persiguen la “zanahoria de oro” en tierras del Tío Sam cuando sepan que en una provincia del norte, pero de un país subdesarrollado, el intendente de uno de los pueblos más pobres de la región cumplió con creces sus anhelos al amarrocar más de cinco millones y medio de dólares (suponiendo que comprara la divisa americana en el mercado blue). Pero la forma en que amasó su fortuna está, de acuerdo a los indicios que investiga la Justicia en estos momentos, largamente reñida con la ley.
Mientras la pobreza ahoga a la enorme mayoría de los vecinos de Salvador Mazza, en la casa de Rubén Méndez la Justicia encontró dinero en efectivo por un estimado de $196 millones (entre la moneda nacional, dólares y euros) y vehículos por más de $56 millones, lo que completa un capital que supera (sin contar su propiedad) los $1.050 millones.

 


Los vehículos secuestrados a Méndez, sus hijos y expareja son máquinas de altísima gama, más dignos de un jeque árabe que de un “servidor público” con sueldo de $50 mil.
Si bien Méndez afirma que el dinero para comprar esos vehículos y engordar tan eficientemente su caja fuerte son el fruto de su actividad comercial, los movimientos que registra en AFIP confirman valores con los que resulta imposible justificar el éxito de sus finanzas. 
En efecto, la camioneta que manejaba el ahora licenciado e intervenido intendente es una BMW X6 XDRIVE40I, valuada en 175.900 dólares, lo que equiparado a un valor estimado de ($150) por dólar, se eleva a una suma de 26.385.000 pesos.
En tanto que su hijo Maximiliano manejaba un auto BMW M 340I XDRIVE, valuado en 113.000 dólares, monto que equiparado al valor de ($150) por dólar, se eleva a una suma de $16.950.000, 

 

La hija de Méndez, Ivanna, manejaba una Ford F-150 Raptor 3.5L doble cabina 4x4 automática, que en el mercado tiene un valor de al menos 90.000 dólares, cifra que equivale a unos $13.500.000.
De acuerdo a los datos que maneja la Fiscalía, estos tres vehículos comprados en el último año suman un total de 56.835.000 pesos.
Además, entre los vehículos secuestrados hay otra Ford Raptor, de color blanco y del mismo modelo, que manejaba la exesposa de Méndez.
 

En el pueblo no hay sorpresa, pero sí enojo

Los vecinos de Salvador Mazza no están sorprendidos por la noticia que puso en los titulares a su pueblo. Nadie parece desconocer que el intendente Rubén Méndez llevaba una vida demasiado opulenta para ser funcionario público e, incluso, comerciante.
El Tribuno transmitió ayer en vivo desde la plaza principal de la ciudad, donde una vecina dijo que “el intendente debería renunciar porque no hace nada por el pueblo”.
“No hay nada, no hay trabajo. Es una vergüenza todo lo que pasó en mi pueblo”, lamentó.
Otra vecina dijo que “ya era hora de que se destape, es mucha corrupción la que hay en Pocitos” y que “la palabra corrupción se queda corta para lo que pasa en esa ciudad”.
“La gente está muy empobrecida. Después de la pandemia hay más merenderos y esto significa que avanzó la pobreza”, advirtió.
Reveló además que “en Salvador Mazza los jóvenes no tienen futuro. Lo único que hay en abundancia en Salvador Mazza para los jóvenes es droga. No hay familia en Pocitos que no esté vinculada de alguna manera con la droga, como víctima o vendedores”. 
Por su parte, un joven dijo que “esto tendría que haber pasado antes porque es obvio que (Méndez) venia explotando al pueblo”.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...