Méndez tenía más efectivo que la coparticipación de Salvador Mazza

La imagen del intendente Raúl Méndez, con ropa de entrecasa y en cuclillas, abriendo una caja fuerte, dio vuelta al país.

Los efectivos que allanaron su casa y otras 17 propiedades por orden del juez Nelso Aramayo, ante un requerimiento formulado por los fiscales Ana Inés Salinas Odorisio y Pablo Cabot, recuperaron fajos de dólares, euros y billetes argentinos equivalentes a más de $196 millones.

La suma supera por lejos a la coparticipación federal y provincial de Salvador Mazza, que de acuerdo con testimonios recibidos por la Unidad Fiscal de Delitos Económicos Complejos ronda en los $122 millones.

Según fuentes oficiales citadas en el expediente penal, esos ingresos resultan insuficientes para cubrir los gastos en personal, por lo que una parte sustancial de la recaudación de los puestos de Guandacarenda y Arenales se gasta en sueldos y asistencia social.

Las citadas bocas de cobro de la tasa de reconstrucción de pavimento y los pagos a cuenta de la contribución por actividades varias ocupan un lugar central en la causa que hoy tiene a Méndez imputado por enriquecimiento ilícito y como organizador de una asociación ilícita integrada por familiares directos, parientes cercanos y funcionarios de su confianza. 

Los fiscales, que también promovieron cargos por negociaciones incompatibles, incumplimientos de deberes y peculado contra el jefe comunal y otras 11 personas imputadas, están convencidos de que sumas millonarias recaudadas en esos puestos se desviaron hacia el patrimonio familiar de los Méndez.

En el control de la quebrada Guandacarenda, establecido en el acceso sur de Salvador Mazza, se cobra a transportistas la tasa de reconstrucción de pavimento que se impuso en la localidad fronteriza a través de una ordenanza de 2004.

La boca de cobro opera los 365 días del año, mañana, tarde y noche. La tasa se paga de contado. Los comprobantes que reciben los transportistas se imprimen con un programa informático interno que no ofrece las mínimas garantías.

Con un Ejecutivo renuente a rendir cuentas en tiempo y forma, en el Concejo aún no saben cuánto se recaudó con esa tasa municipal en todos estos años, pero algunos ediles estiman que solo en 2021 serán unos $60 millones.

En el puesto Arenales se recauda en condiciones parecidas la contribución que se estableció en Salvador Mazza como pago a cuenta por actividades comerciales, industriales o de servicios. En este caso se cobra el 1,5% neto de las facturas. 

Las recaudaciones han sido retiradas diariamente por un hermano del intendente, Juan Marco Méndez, y otros funcionarios designados por el jefe comunal.

El dinero, transportado en bolsines verdes, no siempre terminó en la Tesorería o en la cuenta oficial del municipio en el Banco Macro.

A través de seguimientos discretos, la Unidad Fiscal de Delitos Económicos Complejos sumó elementos sólidos para concluir que más de un bolsín verde terminó vaciado donde no debía. 

Todos cobran “por ventanilla”

La investigación también apunta al pago de los sueldos de los empleados.

El procedimiento en la Municipalidad de Salvador Mazza. 

Pero no solo el circuito de las recaudaciones en Salvador Mazza ha tenido pautas atípicas. Las investigaciones de los fiscales señalan también que la falta de claridad en el manejo de los fondos públicos tiene otras aristas relacionadas al pago de los sueldos de los empleados de la Municipalidad norteña.
 
Según un testimonio incorporado en el expediente, en Salvador Mazza solo los empleados municipales de planta perciben sus haberes a través del usual sistema bancarizado.

Los agentes contratados cobran sus sueldos por caja de la Municipalidad, en efectivo, al igual que los empleados planilleros, que lo hacen cada 15 días. Siempre de acuerdo con esa fuente municipal, el Concejo cobra en último orden y también por ventanilla de la comuna. 

Otro testimonio recibido por la Unidad Fiscal interviniente indica que el Municipio de Salvador Mazza tiene alrededor de 455 empleados y que su planta tuvo un nuevo incremento poco antes de los comicios provinciales del pasado 15 de agosto. 

En relación a si existe dinero de Méndez en cuentas bancarias, se explicó que en la investigación preliminar lo primero que hicieron los investigadores fue verificar las cuentas que tiene formalmente en los bancos. “No hay dinero formalizado ni de él ni de las personas involucradas. El dinero que encontramos está totalmente fuera del circuito financiero y fue hallado en los distintos domicilios que allanamos”, aseguraron fuentes de la investigación.

Realizaron un trabajo profundo de datos de las empresas particulares con las que Méndez trabaja.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...