Tras una escalada de violencia, 30 manteros quedaron detenidos

Alrededor de 30 manteros detenidos, funcionarios golpeados y amenazados, y comerciantes perjudicados en una de las fechas más fuertes que tienen en el calendario anual para concretar ventas es el primer balance de situación previo al Día de la Madre. 

En el medio, como siempre, el ciudadano de a pie que no sabe si va a tener garantizada su libertad de circulación por el centro salteño como ocurre cada vez que algún sector quiere protestar; en esta oportunidad, para hacer las compras por el Día de la Madre.

Tras un viernes violento, con calles cortadas y tomadas por manteros y una primera parte del sábado con enfrentamientos entre referentes de la economía informal y la Policía, en la tarde de ayer retornó una tensa calma al centro salteño, aunque muchos vecinos optaron de todas maneras por evitar la zona.

Los manteros volvieron a enfrentarse ayer con la Policía, que mantenía cortadas las calles de acceso a la San Martín y peatonales para evitar que la zona sea tomada nuevamente por los vendedores ilegales. 

Pero los hechos de violencia alcanzaron también a algunos comerciantes, que sufrieron los ataques de los manteros, indignados por verse imposibilitados de llevar adelante su actividad en las veredas de los comercios formales.

Por ello, muchos comerciantes optaron por cerrar sus puertas y bajar las persianas de sus locales, con la consecuencia de perder las ventas de la segunda fecha más importante del calendario comercial, después de la Navidad.

El Tribuno intentó obtener información acerca de los operativos policiales con el área de prensa de la fuerza de Seguridad, pero no hubo respuestas. 

En cambio, sí atendió los requerimientos periodísticos la secretaria de Gobierno de la Municipalidad, Frida Fonseca, quien el viernes fue víctima, junto a otros trabajadores de la Municipalidad, de la ira de los manteros, que los agredieron verbal y físicamente.

En comunicación con este diario, Fonseca admitió que los vividos el viernes “fueron momentos de mucha tensión y violencia, no solo hacia mi persona sino para todo el personal de la Municipalidad, entre los que había inspectoras y preventoras, éramos varias las mujeres y hubo muchas chicas golpeadas”.

“Afortunadamente no hubo heridos de gravedad”, rescató la secretaria de Gobierno.

Fonseca recalcó en primer lugar que desde la Municipalidad se trabajó siempre apelando al diálogo y el desenlace “tuvo que ver con un grupo extremadamente violento de informales que no aceptaron el control ni los términos acordados con la Municipalidad para reubicarse en las plazas Francia,

España y Colón, y rompieron el diálogo para apostar a la violencia y los disturbios”.

“Veníamos en un proceso de diálogo, tomando decisiones a partir de lo que pasó el sábado anterior con el crimen del joven Nahuel Vilte, que fue un punto de inflexión que exige mantener y garantizar la paz social y la seguridad de los vecinos”, recordó Fonseca y advirtió que “ya veíamos que estaba conflictuado el espacio público como consecuencia de la presencia de la informalidad y todo lo que detrás de ella existe”.

La funcionaria dijo que “eso terminó muy mal y, desde el municipio, se tomó la decisión de reordenar y garantizar que el espacio público sea un espacio seguro para el vecino, los comerciantes y toda la gente que transita”.

Destacó además que “hoy (por ayer) quedó expuesto un trabajo conjunto, coordinado y articulado entre la Municipalidad, el Ministerio de Seguridad de la Provincia, que estuvo presente y acompañó con valor y recursos los operativos que se hicieron para controlar el avance violento de los manteros, ambulantes y carreros. 

También destacó el papel del Ministerio Público Fiscal a partir del cual se destrabó todo obstáculo para llevar adelante el operativo. “Esto demuestra que con trabajo conjunto se puede llegar a resultados en beneficio del cuidado de la vida y la seguridad de las personas”, indicó. 

“Estos grupos violentos -reveló Fonseca- venían avanzando sobre la avenida San Martín amedrentando y golpeando a inspectores y equipos de la Municipalidad que hacían los controles de los espacios públicos y ya el viernes nos agredieron en plena peatonal Alberdi y calle San Martín, atentando contra nuestra seguridad”.

“Hoy mandamos un mensaje y es que el Estado va a mantener el control de la calle y del espacio público y no va a permitir que la violencia se instale en nuestras calles”, sentenció, con contundencia, la secretaria de Gobierno municipal.

Fonseca consideró que “fue importante el acompañamiento de la Fiscalía. Estas 30 personas van a tener una audiencia con la fiscal el lunes a la mañana y eso es bueno, porque es fundamental tomar las medidas para saber quiénes son, si tienen antecedentes. Fue muy grave el nivel de violencia que se vio en las calles en estos días”.

Respaldo del comercio

La Cámara de Comercio e Industria también tomó posición en el marco del conflicto a través de un breve comunicado en el que señaló: “La Cámara de Comercio e Industria de la Provincia de Salta manifiesta su total apoyo a la decisión municipal de no permitir el asentamiento de manteros en las peatonales, microcentro y demás espacios públicos de nuestra ciudad”.

“Asimismo, exhortamos a las demás entidades que tienen competencia tales como DGR, AFIP, Policía de Salta, y organismos federales a que acompañen este esfuerzo, en pos de restablecer el orden y el imperio de las normativas legales vigentes”, concluye el documento que lleva la firma del consejo directivo. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...