Cuentas claras en Santa Clara

“Hacer es la mejor manera de decir es hacer”. J. Marti.

En esta soleada mañana, estamos practicando el deporte nacional de este pueblo, la conversación, que está animadísima. Estoy con este viejo guerrillero hablando de management. 
Leiber. ¿Qué es estrategia?

Isra. Viene del mundo militar, palabra griega Estrategos o el arte del general de la guerra, la fusión de dos palabras Stratos (ejército) y agein (guiar), pero a mí me gusta definirla desde tres lugares diferentes y sistémicos.
1) Estrategia es verbo... acción, carácter, pensar, operar, proyectar, decidir, diseñar, organizar. La estrategia Isra es refle-accionar.

Isra. “Santa Clara es la heroica, aquí está sepultado nuestro Che!!! Aunque argentino... es nuestro”, me aclaró marcando propiedad.

“Vamos ya mismo a ver la ceremonia que conmemora el descarrilamiento que el Che generó y marcó el éxito de la revolución”, partimos rumbo al lugar.

Y al llegar, ya estaban los preparativos, con cientos de niños para hacer la representación de la toma del tren deliberadamente descarrilado. Todo está de verde oliva y rojo en la zona.

Ya estamos ubicados en un lugar preferencial. De repente unas sirenas nos hacen mirar hacia otro lugar. Están llegando los negociadores de la paz de Colombia, miembros de las FARC y del Gobierno. Seguimos mirando el espectáculo mientras cientos de cubanos aplauden y se emocionan, rememorando aquel momento Kairos, donde Ernesto Guevara y sus combatientes hicieron descarrilar el tren, apoderándose de armamentos clave, dando un golpe terminal a las fuerzas de Batista.

Por eso te decía Isra, Estrategia es verbo, y como verás el verbo en las acciones genera símbolos únicos y memoriales que trascienden generaciones.

Sustantivo

Pero también puede ser sustantivo. Es algo más abstracto pero medible, alineado a un futuro ambicioso y lograble. La estrategia nos muestra un recorrido a través de su enunciación, por eso que no es un plan, es mucho más inspirador y nos da la posibilidad de testear recorridos sin perder el foco en la llegada, nos enmarca con valores y principios. La estrategia como sustantivo le da pleitesía a la meta y nos encuadra congruentemente. Vamos a ver como aquí en un negocio de la zona, enunciamos la estrategia sustantivamente.

Entramos al comercio y me muestra unos carteles que reinan en el espacio, mucho más que las propagandas de viajes que ofrecen.

“Observa compañero, aquí sabemos que esto es importante y que hay que enunciar explícitamente, repetirlo para poder transitarlo”.

“Ahh, pero Isra también podemos hablar de la estrategia como adjetivo. Vamos! Aquí en la otra cuadra lo veremos directamente en la terminal de transporte público”.

“Te cuento... la estrategia como adjetivo es... lo efectivo de lo estratégico, es la forma de cualificar y calificar las cosas que hacen al alineamiento estratégico en un encuadre de tiempo y espacio. Son las claves vitales objetivadas y adjetivadas lo que desde el marco estratégico abstracto bajamos a lo cotidiano, tangible y visible”.

La información

Mira! Anda acercándote lentamente e irás encontrándote con esa información. Efectivamente, realizado a mano pero con estrategia de la Cuba que estamos viviendo desde hace años, aunque la ignorancia de mucha gente que nunca pisó la isla nos prejuzgue.

Me acerco y me encuentro con esto...

Un auténtica evaluación de desempeño, realizada a mano y pública. Cuentas claras en Santa Clara!!!

Me siento abrumado por las lecciones de management que fui recibiendo en el contexto de un país fuertemente educado en el marxismo pero sumamente preparado para ser algo grande en su pequeñez geográfica.

Leiber me invita que visitemos el mausoleo de “su Che” cubano, el gran estratega.

...Ya debajo del memorial solo pienso en Peter Drucker, el gran gurú con su frase: “No se puede lograr lo que no se puede medir y no se puede mejorar lo que no está medido”, se lo comento a Leiber y me dice:

“Muy buen concepto...pero no era original de él, era de Lord Thomson Kelvin, físico y matemático británico que enunció ‘Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”. 

Recuerda que nosotros aquí estudiamos management científico y en...el original.

Otra lección de este guerrillero de Playa Girón, que repelió a las fuerzas invasoras en aquel 1961 y sabe que la revolución es permanente.

Me quedo cada vez más en silencio, pensando en la resistencia de tantos dirigentes que se dicen estrategas de la gestión y se niegan a medir dejando para...nunca, trabajar en la cultura organizacional como estrategia de identidad sustentable. Y aquellos que ocultan mediciones para que nada se pueda mejorar.

Será que estos últimos serán empre-saurios o dirigen-saurios?

Te pregunto... para generar un nuevo mundo, ¿qué deberíamos medir que no estamos midiendo?
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...