Seguirán los constantes cortes de agua para recargar cisternas

Mientras la sequía se acentúa en la provincia y la falta de lluvias se siente cada vez más en la ciudad de Salta, las quejas de los vecinos por la falta del servicio de agua se multiplican. Para esta época la escasez es notoria, lo que lleva a que Aguas del Norte comience a restringir el abastecimiento y realizar cortes en numerosos barrios de la capital, especialmente en el horario nocturno. Desde la empresa estatal prestadora del servicio de agua potable informaron que las irregularidades se deben a la situación climática.

El presidente del directorio de Aguas del Norte, Luis María García Salado, dijo El Tribuno que la falta de agua se "ha acrecentado" por la mayor sequía. Manifestó además que los cortes se realizan para poder volver a llenar las cisternas, a los efectos de que cuando se vuelvan a abrir los usuarios de esa zona puedan tener agua por lo menos durante determinadas horas del día.

Explicó que las fuentes exteriores, como ríos o drenajes, se alimentan de las lluvias que vienen de los cerros, y al no llover disminuyó muchísimo el recurso natural. A su vez, todos los pozos con los que cuenta la empresa se alimentan también de las lluvias, eso quiere decir que las napas están en un mínimo.

"En esta época estamos pasando ese problema de falta de lluvias para poder abastecer a nuestras fuentes de ingreso de agua para poder dar el servicio. Por supuesto que en estos momentos tenemos que apelar a la solidaridad de la gente. ¿Por qué estamos haciendo los cortes? Los cortes se hacen en distintas horas, y sobre todo a la noche, a los efectos de poder volver a nivel y recargar las cisternas para que al día siguiente dar agua a los usuarios de esas zonas. Así que estamos esperando las lluvias con ansiedad", expresó el titular de la empresa.

Distribuir agua

Luis María García Salado señaló que desde Aguas del Norte apuntan a buscar un "equilibrio" para abastecer a las distintas zonas, además de trabajar con los camiones cisterna para llevar agua a los usuarios.

Los cortes en el horario de la noche y la distribución de agua con los camiones cisterna son los dos únicos recursos que tiene la empresa para seguir prestando de alguna manera el servicio.

"Con respecto a los usuarios que están teniendo grandes problemas con el tema del agua, los estamos asistiendo con camiones y priorizando los hospitales y los hogares de ancianos, si es que no están teniendo agua. Hasta ahora no estamos teniendo problemas con ellos. Después hay barrios periféricos de la ciudad donde sí hay grandes problemas de agua", destacó el titular de Aguas del Norte.

El presidente del directorio de la empresa estatal comentó que cuando bajan los niveles de los pozos surge un problema, porque cuando la bomba chupa el agua lo hace también con arena porque las napas están muy bajas y, si pasa eso, se pueden arruinar.

En días de temperaturas máximas superiores a los 30 grados los reclamos no paran de llegar y la afectación del normal servicio de agua potable continuará en distintos barrios de la ciudad.

Se estima que, ante la falta de lluvia, el servicio podría normalizarse recién en diciembre, cuando las precipitaciones empiecen a abastecer las principales fuentes. Hasta entonces quedan largas semanas de temperaturas calurosas que miles de vecinos tendrán que pasar con un servicio inestable.

Al norte

García Salado resaltó la importancia de la planta potabilizadora del Campo Alegre, que se inauguró hace diez días, ya que con un 25 por ciento de esa obra están llegando con el servicio a localidades como La Caldera, La Calderilla, Vaqueros y al norte de la ciudad de Salta.

Además, contó que se planteó para que la Provincia gestione ante Nación la posibilidad de hacer una segunda etapa, para que se llegue al 50% de la planta para avanzar con el servicio para todo el norte capitalino.

"De esta forma lo que podíamos hacer es disminuir la cantidad de pozos en producción y dejarlos en reserva para situaciones extremas, como ahora, para incorporar agua de esas napas y paliar la situación de sequedad que hay ahora", aseguró.

La estructura principal del acueducto Campo Alegre-Salta está hecha. Lo que faltaría hacer es otro módulo en la planta para que se pueda optimizar y potabilizar el agua. Con lo cual pasaría al 50% de su capacidad. "Con el 100% de la planta potabilizadora de Campo Alegre, si se termina, podríamos solucionar el problema de El Huaico, de la parte norte de la ciudad y la zona de la Universidad Católica. Hay 250 metros de altura de diferencia entre la planta y la ciudad, lo que te da 25 kilos de presión. Eso hace que el agua pueda llegar por un acueducto directo hasta arriba del cerro 20 de Febrero, y desde allí hasta todos los barrios detrás del Portezuelo", explicó el titular de Aguas del Norte.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...