Pointer, cazador de excelencia

El Pointer ha sido definido como el perro de caza por excelencia, en virtud de sus clásicas formas. Es el pura sangre de los perros de muestra, velocísimo e incansable cazador, orgullo de los apasionados de las grandes búsquedas por sus grandes cualidades venatorias que, sin embargo, sabe poner de manifiesto casi exclusivamente sobre terrenos llanos y limpios. Dotado de un finísimo olfato, sabe percibir el más leve olor de cualquier animal, incluso en climas cálidos y secos y, por su carácter particular, es fácilmente adiestrable.

 

Orígenes

Aunque se considera el padre de la raza a William Arkwright, quien controló precisamente la cría, fijó sus características y, en 1902, escribió una completa y exhaustiva bibliografía de la raza. Los orígenes del Pointer, según algunos, deben buscarse en los Bracos españoles, llevados a Inglaterra a comienzos del siglo XVIII por los soldados de aquel país, que volvían de la guerra de España. 

En esta raza se habría introducido, aproximadamente un siglo más tarde, sangre del Foxhound e incluso del Braco francés. Según otros, entre ellos Arkwright, el Pointer descendería del Braco italiano, progenitor de muchas razas de muestra. Otros, afirman que el Pointer es la evolución de una raza que, desde tiempos remotos, estaba afirmada en Inglaterra. 

En uno u otro caso, el resultado es extraordinario, hasta el punto de que, en el siglo XIX, el Pointer había desplazado, en gran parte de Europa, a casi todas las diferentes razas de Braco típicas de las distintas regiones. Rápidamente este perro se convirtió en objeto de estudio y muchos textos de zoognóstica y de anatomía canina lo citan como modelo. Con los años, su notoriedad pasó los océanos y se difundió en América y Australia. Hoy está presente en todos los países, ya que como auxiliar del cazador o, sobre todo, en las exposiciones caninas de belleza y en las grandes pruebas elásticas de caza. 

Sin embargo, su gran difusión ha estado acompañada por una progresiva decadencia del propio tipo en su país de origen, Inglaterra, y es posible afirmar que, en la actualidad, los mejores Pointer son los de los criaderos italianos y daneses. También ha hecho una gran contribución al Pointer el conocido cinólogo italiano, Giuseppe Solaro quien en 1953 publicó un libro dedicado a este perro, y que se ha convertido en un clásico para todos los cinólogos.

Características

Como lo dice su nombre, es el perro de muestra por excelencia. Sus líneas, similares a los de los antiguos efebos, combatientes y discóbolos, revelan al atleta ágil, todas sus partes denotan la máxima potencia unida a la máxima facilidad de movimientos. Galopador incansable, de ánimo impetuoso, dotado de un mecanismo olfativo propio y buscador veloz, es el verdadero tipo mesomorfo, conformado con un andar continuo, velocísimo y ligerísimo y provisto de músculos largos con una gran tonicidad muscular. 

Es el perro ideal para las grandes extensiones de llanura donde puede desarrollar sus galopes: en el bosque no puede desempeñar una acción impetuosa y, por lo tanto, no resulta adecuado emplearlo en terrenos cubiertos. Las características de su modo de trabajar son las muestras del disparo y la indicación de arranque. 

Sus características de tipo son: cabeza con ejes longitudinales superiores cráneo-fasciales convergentes: depresión naso frontal marcadísima, hocico cuadrado con nariz realzada, labio bien desarrollado con comisuras claramente visibles, orejas de nacimiento alto, planas, triangulares.

Estándar

Altura: los machos 63 a 68 cm y las hembras 61 a 65 cm.
Peso: de 20 a 30 kilos.
Cabeza: nariz y hendiduras palpebrales oscuras salvo en los perros blancos y blanco-limón. Hocico algo cóncavo. Fosas nasales anchas, suaves y húmedas. Cráneo de longitud media. Stop bien definido. Hueso occipital notablemente pronunciado.
Ojos: a igual distancia del occipucio y de las fosas nasales de color avellana o marrón según el color de la capa.
Orejas: de nacimiento relativamente alto, pegadas a la cabeza, de mediana longitud, terminando casi en punta.
Cuello: enjuto, bien musculoso, arqueado.
Extremidades anteriores: rectas y sólidas, de buena osamenta y de sección ovalada, con tendones posteriores fuertes y visibles. Hombros largos, oblicuos, bien echados hacia atrás. Carpos un poco desviados hacia dentro. Metacarpos alargados, fuertes y elásticos.
Cuerpo: tórax bastante ancho. Esternón caído a la altura de los codos. Costillas convexas. Riñones fuertes, musculosos, ligeramente arqueados.
Extremidades posteriores: muslos y patas bien desarrollados y musculosos. Rodillas bien plegadas. Corvejones bajos.
Pies: ovalados, de fuerte estructura con dedos arqueados.
Cola: de mediana longitud, gruesa en la base, se va afinando gradualmente hacia la punta, llevada a nivel del cuerpo sin tendencia a levantarse por encima de éste.
Pelaje: fino, corto, rígido, distribuido de manera uniforme, perfectamente liso y lustroso.
Color: limón y blanco, unicolor o tricolor.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de El Tribuno Campo

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...